Reforzará AMLO Plan Nacional de Desarrollo ante COVID-19

Afirma que en nueve meses se generarán 9 millones de empleos; que sus programas sociales y obras emblema continuarán; y que Pemex y los medios de comunicación serán los que cuenten con apoyos adicionales ante la emergencia

- Publicidad -

Ante la contingencia por la pandemia de COVID-19, el Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que los programas emblema de su Administración, tanto en materia social como de infraestructura, continuarán.

En un mensaje nacional emitido desde Palacio Nacional, el Mandatario enlistó una serie de medidas para reforzar el Plan Nacional de Desarrollo dado a conocer al inicio de su Gobierno para hacer frente a la crisis económica que se avecina derivada de la expansión del coronavirus a nivel mundial.

La fórmula que estamos aplicando para remontar la crisis transitoria, es la suma de tres elementos básicos: mayor inversión pública para el desarrollo económico y social; empleo pleno; y honestidad y austeridad republicana. Nada nos hará regresar al pasado”, afirmó el tabasqueño, quien reiteró que no tiene contemplado aumentar la deuda pública del país.

De igual forma, insistió en que se mantendrán inalterables y se profundizarán las acciones destinadas a la población más pobre y vulnerable del país.

Por eso, lo primero que hicimos fue adelantar 4 meses el pago de la pensión para 8 millones de adultos mayores”, dijo.

De igual forma, seguirán los apoyos a los niños con discapacidades”, las becas de estudiantes, y habrá 356 mil créditos a negocios familiares a través de las llamadas tandas para el bienestar.

Se agregarán”, dijo, 450 mil tandas más con una inversión total de 3 mil 400 millones de pesos”.

Aumentará el universo de empleos para sembradores a través del programa Sembrando Vida en 230 mil espacios que se abrirán para sumarlos a los 200 mil campesinos actuales.

Además, en mayo, recibirán apoyos directos 190 mil pescadores.

El Jefe del Ejecutivo federal insistió en que su Gobierno decidió no aumentar el precio de los combustibles e incluso optó  por disminuir el precio de la gasolina en un 30%, en comparación con el que tenía antes de la pandemia.

También, indicó que habrá un fondo de 35 mil  millones de pesos del ISSSTE para créditos personales que van de 20 a 56 mil pesos en beneficio de 660 mil trabajadores al servicio del Estado.

Y 167 mil millones de pesos del ISSSTE e Infonavit para entregar créditos de vivienda en beneficio de 442 mil 500 de trabajadores

El Mandatario se comprometió a que en nueve meses se crearán 2 millones de nuevos empleos y a que no aumentarán los impuestos.

Los únicos dos rubros que se verán beneficiados, serán los medios de comunicación, a los cuales devolverá los tiempos oficiales designados legalmente al Ejecutivo, y Pemex que tendrá un recurso extra de 65 mil millones de pesos porque se le reducirá la carga fiscal.

El tiempo oficial se entregará a los medios de comunicación porque en esta nueva etapa de la vida de México el Gobierno informa a diario y no necesita propaganda”, además de que confía en la sensatez del pueblo.

En otros aspectos, AMLO anunció que hizo una consulta y hubo consenso para disminuir los sueldos de los altos funcionarios públicos y eliminar los aguinaldos desde el cargo de subdirectores hasta el de Presidente de la República.

Instruyó que se reduzcan los gastos de publicidad del gobierno y las partidas de viáticos y gastos de operación.

Además, advirtió que se intensificará la enajenación del bienes malhabidos a la delincuencia común y de cuello blanco”.

El Presidente informó que los recursos adicionales con los que cuenta provendrán del fondo de estabilización y de los fideicomisos que recientemente ordenó disolver.

El Presidente volvió a la carga en contra del neoliberalismo, que dijo está en crisis en el mundo.

Y agradeció a los empresarios que han acatado voluntariamente las indicaciones de parar las actividades económicas no esenciales manteniendo el empleo y las prestaciones a sus trabajadores.

Están demostrando su humanismo y dimensión social”, señaló.

En materia sanitaria, el Presidente dijo que previeron la contingencia y desde antes que se desatara el COVID-19 comenzaron un plan para renovar el sistema de salud.

A partir de entonces, se terminaron de construir 72 centros de salud y hospitales y se creó el Insabi, para garantizar atención médica y atención a la población sin seguridad.

Ahora, dijo, se cuentan con 6 mil 425 camas con ventiladores para atender la emergencia, y se pidió el apoyo de las Fuerzas Armadas que contarán con 1 mil 399 camas, equipos y personal médico especializado adicional.

Y adelantó que se tienen los recursos para contratar a 45 mil médicos y enfermeras en los próximos nueve meses.

Tomamos la decisión de dejar la conducción de la estrategia sanitaria a los médicos especialistas y científicos, que son eminencias con vocación social; reitero, los políticos no somos todólogos, sabelotodos”, afirmó.

Comentarios