Reconoce México ante la ONU pendientes en derechos humanos

Pero defiende investigación del caso Ayotzinapa y la polémica Ley de Seguridad Interior

Miguel Ruiz Cabañas, subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE
- Publicidad -

En el marco de su tercer Examen Periódico Universal (EPU), celebrado en Ginebra, Suiza el Gobierno mexicano admitió ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que tiene importantes pendientes en esa materia, tales como tortura, desaparición de personas, agresiones a periodistas y feminicidios.

México recibió preguntas y recomendaciones de 108 países, como Dinamarca que sugirió adoptar un mecanismo internacional contra la impunidad, mientras que Estados Unidos recordó los casos de Ayotzinapa y Tlatlaya, como ejemplos de impunidad.

Pero uno de los representantes del Estado mexicano insistió en que la investigación por la desaparición de los jóvenes normalistas ocurrida en 2014 va en camino correcto.

La delegación mexicana estuvo encabezada por el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Cancillería, Miguel Ruiz Cabañas, quien declaró:

“México enfrenta retos considerables en materia de derechos humanos, no venimos aquí ni a minimizarlos ni a negarlos”, dijo.

“La tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes; la desaparición forzada de personas y la desaparición cometida por particulares; las amenazas y violencia contra defensores y periodistas; la violencia contra las mujeres; las violaciones contra personas migrantes; la discriminación contra grupos en situación de vulnerabilidad, pueblos indígenas, niños, niñas y adolescentes, personas con discapacidad, de la comunidad LGBT; la trata de personas y una tasa de impunidad lastimosamente alta nos exigen a todos los servidores públicos de los tres poderes y los tres niveles de Gobierno fortalecer nuestros esfuerzos”, añadió.

Por su parte, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Rafael Avante, defendió la polémica Ley de Seguridad Interior, al señalar que el Sistema Interamericano de Derechos Humanos ha establecido la posibilidad de recurrir a las Fuerzas Armadas para garantizar la seguridad de los ciudadanos.

Recordó que la Guía para la regulación de la fuerza y protección de las personas en situaciones de violencia interna que no alcanzan el umbral de conflicto armado de la OEA indica que las intervenciones de las Fuerzas Armadas deben tener tres principios: excepcionalidad, temporalidad y subsidiariedad, “nuestra Ley de Seguridad Interior atiende esos tres principios”, afirmó.

Entre las recomendaciones hechas por los países del Consejo de Derechos Humanos, Canadá planteó atender el desplazamiento forzado de personas, Uruguay pidió reconocer la competencia del Comité contra Desapariciones Forzadas para que conozca casos particulares y Australia llamó a garantizar la conformación de una Fiscalía verdaderamente independiente.

Mientras que Irlanda manifestó preocupación por los niveles de impunidad.

Esta fue la tercera revisión del Estado mexicano ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU; la primera fue en febrero de 2009 y la segunda en octubre de 2013. Se prevé que el reporte de resultados del escrutinio de este miércoles se entregue el próximo viernes.

(Con información de El Universal y Reforma)

Comentarios