Recomienda OCDE a México aumentar recaudación de impuestos

AMLO prometió que no lo haría

- Publicidad -

En su estudio anual sobre México, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) recomienda que para mantener el impulso económico del país, el Estado necesitará encontrar nuevas fuentes de recursos a través de los impuestos.

En el reporte titulado Estudio Económico de la OCDE para México, presentado este jueves por el secretario general del organismo, José Ángel Gurría, se sugiere que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe considerar en el mediano plazo emprender una reforma fiscal.

Entre las recomendaciones, el organismo internacional señala que la Federación debe considerar la ampliación de la base gravable del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para eliminar algunas exenciones o tasas reducidas por las que la Hacienda mexicana no consigue ampliar su recaudación.

“Se sugiere que una reforma integral de la tributación y los subsidios debería procurar ampliar la base gravable del Impuesto al Valor Agregado, al reducir exenciones y eliminar las tasas reducidas, al tiempo que se compensa a los hogares de bajos ingresos con subsidios focalizados”, explica el documento.

Además, apunta que el Impuesto Sobre la Renta (ISR) podría incrementar progresivamente al “bajar el umbral de ingresos para la tasa máxima y recortar aún más las deducciones fiscales”.

No obstante, las recomendaciones hechas por la OCDE ponen en un dilema a la Administración de López Obrador, quien desde su campaña prometió a los mexicanos que no subiría los impuestos.

A la par de estas observaciones, la Organización redujo su previsión de crecimiento para México en 2019, situándola en 1.6 por ciento del PIB, cuando anteriormente la había estimado en 2 por ciento y destacó que una de las principales preocupaciones sobre el futuro del país es la cuantiosa deuda de Petróleos Mexicanos (Pemex) que pone en riesgo la economía de la nación.

Cabe señalar que, entre los problemas que impiden el crecimiento económico en México, la Organización detectó el estancamiento de la productividad, el bajo rendimiento educativo, el débil Estado de derecho, los obstáculos a la competencia y la economía informal del 60 por ciento.

“Es preciso trabajar en garantizar la permanente fortaleza y autonomía de las nuevas autoridades de competencia y los reguladores sectoriales”, se lee en el estudio.

También apunta que la inversión extranjera es moderada debido a la incertidumbre política.

Aunque el presidente López Obrador ha insistido en la posibilidad de crecer económicamente 4 por ciento durante su gobierno, la realidad en el primer trimestre de 2019 es que el PIB creció únicamente 0.2 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, según la información publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

(Con información de El País)

Comentarios