Recomienda FMI posponer construcción de Dos Bocas

El organismo internacional considera que se están destinando recursos a Pemex que desplazan a gastos esenciales

Paraíso, Tabasco. 22 de septiembre de 2020.-Construcción de Dos Bocas después de las intensas lluvias de septiembre
- Publicidad -

El Fondo Monetario Internacional (FMI) hizo un llamado al Gobierno de México a reorganizar el gasto público en el contexto de la crisis derivada de la pandemia de COVID-19, posponer la refinería de Dos Bocas y evaluar una reforma fiscal a mediano plazo.

Lo anterior, por considerar que el impulso que se pretende dar a Pemex está desplazando recursos para gastos esenciales.

Además de que los retrocesos en reformas que se hicieron previamente y que promovieron la inversión podrían ahora debilitar la recuperación y limitar las ganancias del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) recientemente actualizado.

“La estrategia comercial de Pemex está desplazando recursos para gastos esenciales. Dadas sus pérdidas cada vez mayores, es aconsejable enfocar la producción sólo en campos rentables, vender activos no esenciales, frenar los planes para aumentar la producción de refinación y posponer los nuevos planes de la refinería hasta que sea rentable hacerla.

“Han continuado los retrocesos de las reformas internas que pesaron sobre la inversión antes de la pandemia (por ejemplo, en el sector energético y la cancelación de algunas grandes inversiones privadas), lo que podría debilitar la recuperación y limitar las ganancias del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC)”, refiere el documento del FMI publicado este martes.

El organismo estima que una reforma tributaria creíble a mediano plazo aumentaría el espacio para brindar apoyo fiscal a corto plazo y es un imperativo para ayudar a cerrar las brechas fiscales, reducir la deuda pública y financiar la inversión pública y el gasto social.

“Una reforma tributaria bien diseñada podría aumentar los ingresos entre 3 y 4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), reduciendo así también la brecha en la recaudación de impuestos en relación con sus pares”, calculó.

El FMI también mencionó los apoyos fiscales de la actual Administración, los cuales, comparados con otros países del G20, se quedan cortos.

“Las autoridades están proporcionando un apoyo fiscal directo muy modesto a corto plazo. Aumentaron el gasto en salud y el apoyo presupuestario directo a hogares y empresas en un 0.7 por ciento del PIB. Sin embargo, esto se compara con más del 3 por ciento del apoyo al PIB entre los mercados emergentes del G20”, consideró el organismo internacional.

Entre otras recomendaciones, el FMI sugirió promover la participación del sector privado en energía para ayudar a financiar inversiones significativas. Específicamente, propuso acuerdos de riesgo compartido en producción petrolera, reiniciar las subastas de energía y mejorar las inversiones verdes.

Además, señaló que la política monetaria del Banco de México (Banxico) tiene espacio para reducir aún más su tasa de interés de referencia, actualmente en 4.25 por ciento, lo que daría un mayor alivio a la economía, golpeada por la epidemia de coronavirus y cuyos daños es fundamental limitar.

(Con información de El Universal y Reforma)

Comentarios