Rechazan amparos para reapertura del sector automotriz en Puebla

Jueza considera que a pesar de que las empresas cumplan con todas las medidas sanitarias, no hay garantía que los trabajadores no se contagien cuando se transporten a las plantas industriales

Miguel Barbosa, gobernador de Puebla. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

A pesar de que cuenten con el protocolo sanitario aprobado por el IMSS, una jueza federal en Puebla rechazó peticiones de empresas del sector automotriz para reanudar sus actividades.

Fueron rechazadas al menos 17 impugnaciones, que manufactureras de autopartes y componentes automotrices interpusieron contra la decisión del gobierno poblano que prohibió reiniciar labores a partir del 01 de junio.

El 22 de mayo, el gobernador del estado, Miguel Barbosa emitió un decreto donde consideró que la reapertura de los sectores automotriz y de la construcción, que dan empleo a casi 160 mil personas, implica un riesgo de aumento de contagios de coronavirus, lo cual podría desbordar el sistema hospitalario estatal.

Adriana Sánchez Romo, jueza quinta de Amparo Civil y Administrativo en San Andrés Cholula, coincidió con ese criterio, y agregó que no solo sería un riesgo para Puebla sino para el país y “se impedirá detener la pandemia”.

Argumentó que aunque se tomen medidas sanitarias en las empresas, el trayecto que los trabajadores tienen que recorrer hacia sus centros de trabajo están en riesgo de contagio, por lo que incluso pondrían en riesgo a sus familias.

En algunos casos, Sánchez Romo ya negó la suspensión definitiva y por el tiempo que toma tramitar el recurso de revisión contra estas sentencias, las empresas ya no tendrán más remedio que esperar a que Barbosa termine con la prohibición.

Incluso, desde el mes pasado, tanto como Volkswagen como su filial Audi que cuentan con grandes plantas ensambladoras en Puebla anunciaron que acatarían el decreto del gobierno poblano.

Sin embargo, hay empresas que argumentan que les es necesario abrir porque en caso contrario podrían incumplir contratos.

Sánchez Romo fue la jueza de guardia en Puebla la semana pasada, así que recibió la mayoría de las demandas, pero esta semana el juez Francisco Oliva Loyo es quien tramitará los nuevos amparos, al menos ya recibió un recurso presentado por la filial mexicana del consorcio sueco SKF.

(Con información de Reforma)

Comentarios