Reaparece uno de los “cerebros” de la guerra contra el narco

Genaro García Luna, quien fue considerado por la revista Forbes dentro de “Los 10 mexicanos más corruptos de 2013”, ahora promociona un libro de su autoría

14 octubre 2011.- Margarita Zavala, Felipe Calderón Hinojosa, presidente de México, y Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública federal, previo al inicio del Diálogo por la paz entre asociaciones civiles con el Ejecutivo en el Alcázar del Castillo de Chapultepec.
- Publicidad -

El clima ardiente de las elecciones suele provocar que reaparezcan en la vida pública personajes como el exsecretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón, Genaro García Luna.

El motivo: la presentación de su libro “Seguridad con bienestar”, con lo cual le han realizado varias entrevistas.

Quien fungiera como el general al mando de la guerra contra el narco declarada por Calderón Hinojosa, critica ahora la política de seguridad implementada por Enrique Peña Nieto.

García Luna cuestiona que el actual Gobierno haya dejado de invertir en las policías locales y se hayan aplazado las evaluaciones a las fuerzas de seguridad.

La gestión de quien fuera también titular de la Agencia Federal de Investigación, fue muy cuestionada por el repunte exorbitante de la violencia que provocó la lucha contra el narcotráfico.

Se vio envuelto en varios escándalos y varios colectivos de la sociedad civil, como el encabezado por Javier Sicilia, pidieron varias veces su renuncia, sin embargo para el presidente Calderón era intocable.

Una vez que el PAN le regresó la Presidencia de la República al PRI en 2012, García Luna dejó el país y se fue a lamer las heridas a una exclusiva zona en Miami, Florida, para ocuparse de sus negocios relacionados con la seguridad privada.

Tras salir de México llegó a aparecer esporádicamente, una de esas ocasiones fue para enviar una carta de protesta a la revista Forbes por haberlo incluido en un artículo titulado “Los 10 mexicanos más corruptos de 2013”, donde la publicación sentenciaba: “se caracterizó por un exceso de gasto para la autopromoción y escándalos de abusos de poder denunciados por la prensa mexicana”.

A finales de 2012, Enrique Peña Nieto decidió desaparecer la Secretaría de Seguridad Pública y decretó que sus funciones fueran absorbidas por la Secretaría de Gobernación.

En su libro, García Luna cuestiona la desaparición de la institución y que se le diera un tinte político, pues se frenó así el proceso para consolidar una Secretaría de Estado responsable de las políticas públicas, así como de la operación de los cuerpos de la policía y centros penitenciarios federales para el combate al delito.

En 2005 su gestión se vio seriamente cuestionada por el escándalo que provocó una crisis diplomática entre México y Francia, pues la ciudadana francesa Florence Cassez fue detenida por policías de la extinta AFI acusada de formar parte de una banda de secuestradores, en una operación que se transmitió por televisión.

No obstante, en los días siguientes a la captura se descubrió que la maniobra había sido un montaje para las cámaras, pues los presuntos malhechores habían sido detenidos con anterioridad.

Por si no hubiera bastado con ese protagonismo, en 2011 patrocinó una serie de televisión que se llamó “El Equipo”, donde Televisa exaltaría la labor de la Policía Federal, una de las estrellas de la guerra contra el narco, utilizando el armamento y vehículos de la policía, incluyendo sus aeronaves.

A pesar que la Secretaría de la Función Pública integró al menos 20 expedientes para investigar si García Luna incurrió en alguna irregularidad, ninguna investigación se concretó.

En su libro, García Luna hace énfasis que al inicio de este Gobierno se desmantelaron los sistemas de interconexión de telecomunicaciones (de Plataforma México) para todo el país, además critica que se hayan “institucionalizado” los grupos de autodefensas.

(Con información de El País)

Comentarios