Reaccionan candidatos presidenciales por mansión costera de líder petrolero

- Publicidad -

La construcción de una mansión de 6.4 millones de dólares en Acapulco, Guerrero por parte del líder del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps generó críticas entre los candidatos presidenciales, a excepción del abanderado del PRI, José Antonio Meade.

El representante de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, se fue duro y a la cabeza contra el dirigente sindical, y advirtió que, en caso de llegar a la Presidencia, romperá el pacto de impunidad.

“Que quede claro: sí va a haber Fiscalía autónoma y va a investigar a todos, incluyendo, aunque se enojen y aunque me ataquen, al presidente de la República Enrique Peña Nieto”, dijo el ex dirigente blanquiazul en el Cerro de la Estrella, donde sostuvo una reunión con representantes indígenas.

Además, el frentista lamentó que el Gobierno federal esté más ocupado en aventarle a él el aparato judicial calumniándolo, mientras que, ante la actuación del líder petrolero guarde completo silencio.

“Es verdaderamente la esquizofrenia lo que estamos viviendo: una bola de políticos ladrones y corruptos protegidos por el Gobierno y por el sistema”, sentenció Anaya Cortés.

Mientras tanto, el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, advirtió que si llega a la Presidencia se va a terminar con los “líderes charros” y con la corrupción.

El que no mencionó nada al respecto fue José Antonio Meade, quien en la víspera de que se diera a conocer la información de la famosa mansión, se hizo acompañar de Romero Deschamps en un mitin celebrado en Tabasco.

A través de su cuenta de Twitter, Meade Kuribreña agradeció a los trabajadores petroleros su compañía y advirtió que en las urnas demostrarán que son la mejor opción para gobernar el país.

Comentarios