Promueve AMLO la reconciliación

En su primer discurso como virtual presidente, el tabasqueño reconoció a Peña Nieto, por el buen trato que le dio durante la contienda

AFP PHOTO / PEDRO PARDO
- Publicidad -

La tercera es la vencida: Andrés Manuel López Obrador ganó la elección presidencial después de 12 años de intentarlo.

Obtuvo la victoria por un amplio margen.

En su primer mensaje como virtual presidente de la Nación, agradeció al pueblo de México y destacó la actitud del presidente Enrique Peña Nieto durante la contienda electoral.

Dijo que el trato fue completamente diferente al que le dieron en su trayectoria de candidato presidencial los otros exmandatarios federales.

Y, algo sorprendente: reconoció la labor de la prensa, por su pluralidad y compromiso.

En un hotel del centro capitalino, el tabasqueño empezó su discurso haciendo alusión a Vicente Guerrero: la Patria”, dijo, “es primero”.

Habló de su Proyecto de Nación y reiteró lo que en los últimos meses ha venido prometiendo: que buscará establecer una auténtica democracia.

Como una forma de tranquilizar a quienes lo vislumbran como Hugo Chávez, AMLO aseguró que por ningún motivo buscará una dictadura abierta, ni encubierta.

Advirtió que los cambios que vendrán serán con apego a la legalidad.

Se comprometió a que habrá libertad empresarial, de expresión, de asociación y de creencias.

Y señaló que durante su administración se garantizarán los derechos ciudadanos y políticos consagrados en la Constitución.

Subrayó, de nueva cuenta, que respetará la autonomía del Banco de Mexico y que mantendrá una disciplina financiera y fiscal.

Dijo que preservará los compromisos con empresas y bancos nacionales y extranjeros.

Sin embargo, afirmó que revisará contratos con particulares para evitar corrupción; en caso de detectar anomalías, recurrirá al Congreso y a tribunales nacionales e internacionales.

Insistió en que la transformación consistirá en desterrar la corrupción.

“Estamos absolutamente seguros de que es la causa principal de la desigualdad social y económica y por la corrupción se desató la violencia en nuestro país. Erradicar la corrupción y la impunidad será la principal tarea del nuevo Gobierno”, lanzó El Peje.

Advirtió que bajo ninguna circunstancia el nuevo presidente de la República permitirá la corrupción: sea quien sea quien la cometa, será castigado.

“Incluyo a compañeros de lucha, a funcionarios, a los amigos y a los familiares. Un buen juez, por la casa empieza”, aseveró.

En materia fiscal, se comprometió a que no aumentará los impuestos; no endeudará más al país; no habrá gasolinazos; bajará el gasto corriente e impulsará la inversión pública para desarrollar actividades productivas y crear empleos.

Explicó que tratará de fortalecer el mercado interno y buscará que se consuma en el país lo que producimos.

“Quien desee emigrar que lo haga por gusto, no por necesidad”.

Adelantó que cambiará la estrategia “fallida” de combate a la inseguridad y violencia y que, para lograrlo, atenderá las causas que lo ocasionan.

“La forma más eficaz exige el combate a la desigualdad y la pobreza”, expresó.

A partir de mañana convocará a representantes de derechos humanos, líderes religiosos, a la ONU y a otros organismos nacionales e internacionales para trabajar en conjunto.

Se reunirá todos los días una vez que asuma el cargo, desde temprano con los miembros del gabinete de seguridad pública.

“Habrá mando único, coordinación, perseverancia y profesionalismo”.

Respecto a la relación con Estados Unidos, dijo que será de amistad y de respeto.

Remató con el anuncio de que gobernará con rectitud y justicia, que no fallará, y que no va traicionar al pueblo.

Admitió que tiene una ambición legítima: quiere pasar a la historia como un buen presidente de México.

Al finalizar su mensaje se dirigió a la plancha del Zócalo capitalino, donde se reunió con sus seguidores.

Comentarios