Prohíbe Banxico recibir regalos y usar información privilegiada para fines personales

Emparejado con la implementación del Sistema Nacional Anticorrupción, el Banco de México estableció nuevas reglas a sus trabajadores.

Foto: Galo Cañas/Cuartoscuro.com
- Publicidad -

A partir de este miércoles, los miembros de la Junta de Gobierno y los trabajadores del Banco de México (Banxico) no podrán recibir obsequios con motivo de su encargo y quienes tengan información privilegiada sobre las decisiones de la política monetaria del país tendrán prohibido realizar operaciones financieras durante los cinco días hábiles anteriores a la fecha en que se den a conocer las decisiones del banco central.

“Deberán abstenerse de llevar a cabo o modificar sus operaciones financieras -por cuenta propia o a través de terceros- relacionadas con la compra o venta de activos de renta fija o variable así como las vinculadas con tasas de interés y tipo de cambio del peso mexicano frente a cualquier divisa”, publicó el Banco en el Diario Oficial de la Federación.

Los funcionarios tampoco podrán realizar estas operaciones si tienen información privilegiada sobre las decisiones que tome la Comisión de Cambios (conformada por integrantes del Banxico y de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público).

A quienes no acaten las nuevas disposiciones, se les sancionará por cohecho.

En el caso de los obsequios, deberán remitirlos inmediatamente a la Subgerencia de Servicios de la Dirección de Recursos Materiales y habrá un registro de todos los que se reciban a lo largo del año, el cual estará a cargo de la Oficina de Autotransportes y Correspondencia del Banxico.

Desde 2013, por disposición de la Secretaría de la Función Pública, los servidores públicos durante el ejercicio de sus funciones y hasta un año después de concluido su cargo no podrán recibir o aceptar bienes o servicios a título gratuito.

En caso de que acepten regalos, cuyo valor acumulado durante un año exceda 10 veces el salario mínimo general diario vigente en la capital del país, al momento de su recepción deberán ponerlo a disposición del organismo correspondiente, en este caso la Dirección General de Responsabilidades y Situación Patrimonial de la Secretaría de la Función Pública.

¡Pero al parecer, nadie hace caso!

(Con información de El Economista)

Comentarios