Profesores se niegan a dar clases en sierra de Guerrero por inseguridad

En la zona, dos cárteles de la droga se disputan el control, lo cual provoca la violencia; tampoco hay servicios de salud

Imagen de archivo. Leonardo Bravo, Guerrero
- Publicidad -

Maestros que viajarían a la sierra de Guerrero para reiniciar clases en planteles de educación básica rechazaron abordar el transporte pues no contaban con la seguridad suficiente.

El Gobierno de Héctor Astudillo no ha garantizado su seguridad.

Este martes a las 07 de la mañana se tenían dispuestos dos autobuses y dos unidades de la policía estatal para trasladar a los profesores que darían clases en los pueblos serranos de Leonardo Bravo, Eduardo Neri, Chilpancingo y Heliodoro Castillo.

Pero solamente aceptaron hacer el viaje 10 profesores, y otros 10 se transportaron en vehículos particulares.

Sin embargo, 33 docentes, en su mayoría mujeres (algunas de ellas acompañadas de sus hijos) no abordaron los autobuses.

Un profesor inconforme le reclamó a Alfredo Bello Salmerón, delegado en la región centro de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG),  “nos dijeron que nos iba a acompañar el Ejército Mexicano y la Policía Estatal y solo vemos dos patrullas”.

Por lo que rechazó ir a impartir clases “así, y en esas condiciones, nosotros no vamos”.

Alfredo Bello informó que 200 escuelas de educación básica de esa zona de la Sierra no han iniciado el ciclo escolar 2018-2019, debido a problemas de seguridad, y calcula que hay 2 mil 300 niños sin clases.

Este miércoles, un grupo de maestros sí aceptó ir a dar clases en escuelas de Tlacotepec, que es cabecera del municipio de Heliodoro Castillo.

Una profesora aseguró que “muchos de nosotros no queremos ir, damos clases en comunidades como Corral de Piedra, Los Capulines, Izotepec, Los Vientos, son zonas demasiado peligrosas”.

La maestra Lucía Hernández dijo con certeza: “Yo no iré, no quiero poner en riesgo a mi niña”, y se quejó de que el Gobierno les dice que en la sierra todo está tranquilo y que no pasa nada, pero que si eso fuera cierto “¿por qué todavía no hay transporte de la ruta Chilpancingo-Tlacotepec?”, cuestionó.

El plan del Gobierno estatal es llevar en autobuses a los profesores y el próximo viernes traerlos de regreso escoltados, pero según uno de los policías que iría de escolta confesó que la orden era solo acompañarlos de ida y una vez que vean que los maestros estén dando clases, regresar.

El funcionario de la SEG comentaba a los profesores inconformes que la Secretaría tenía muchas presiones de los padres de familia de la sierra, porque quieren que sus hijos ya tengan clases.

Pero los docentes le hicieron saber que sin garantías de seguridad no regresarían a dar clases, aunque eran conscientes que seguramente la SEG les aplicaría descuentos como castigo.

Dijeron que hace más de un mes Astudillo prometió un operativo especial en la región para que los maestros regresaran a dar clases y se reanuden también los servicios en las clínicas de salud, sin embargo aún no se ha puesto en marcha.

El transporte público está suspendido y cerraron escuelas y centros de salud debido a la violencia entre grupos que se disputan la siembra y trasiego de amapola y mariguana.

(Con información de Reforma)

Comentarios