Producción de petróleo se desploma en México a niveles de 1979

Estados Unidos tiene el mayor récord de extracción de su historia, y nuestro país tiene el peor registro en casi cuatro décadas

- Publicidad -

La producción de petróleo en México tuvo el peor desplome entre los principales países productores de crudo en el mundo.

La caída fue tal que, fue mayor que la de naciones con severos problemas políticos y electorales como Venezuela y Nigeria.

En 2004, Pemex registró la mayor extracción de crudo de su historia: se llegó a producir un promedio de 3 millones 382 mil 900 barriles diarios.

Ese año se echaron a andar desarrollos de campos petrolíferos en el Golfo de México, como Ku Maloob-Zaap, Crudo Ligero Marino y Lankahuasa, que junto con Canatrell lograron alcanzar esa producción.

Durante el cuarto año de Vicente Fox, México era el sexto productor de petróleo del mundo, solo superado por Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, China e Irán.

Sin embargo, la situación actual es completamente distinta.

Durante 2018 solo se produjeron, 1 millón 883 mil 300 barriles diarios, el peor registro desde hace 38 años.

Cantarell, que por mucho tiempo fue la joya de la corona, en lo que a producción se refiere, pasó de 2 millones 136 mil 400 barriles al día en 2004, a solo 181 mil barriles en 2018.

Actualmente Pemex ocupa el lugar 12 en el ranking de productores mundiales.

Caso contrario a Brasil y Canadá, países que en 2004 producían menos petróleo y ahora superan la producción mexicana.

Hace 14 años, Pemex superaba a la producción Brasileña por 1.9 millones de barriles diarios y a la canadiense por 1 millón, pero actualmente el país sudamericano genera más de 750 mil barriles diarios que Pemex, y los canadienses superan a la empresa productiva del Estado por 2.3 millones de barriles diarios.

Estados Unidos producía 2 millones de barriles diarios más que México, pero en 2018 la diferencia entre ambas naciones se incrementó hasta 10.1 millones de barriles por día.

La falta de inversión en nuevos proyectos de extracción ha minado la capacidad de Pemex, que tan solo en el sexenio pasado tuvo que pagar alrededor de 3.5 billones de pesos en impuestos y derechos que se utilizaron para subsanar la cuenta pública.

En el último año de Enrique Peña se invirtieron 187 mil 366 millones de pesos a Pemex, una cifra muy inferior a los 377 mil millones de pesos que se inyectó en 2012, durante el último año de Felipe Calderón.

La falta de inversión en Pemex provocó que la perforación de pozos petroleros y lo pozos terminados cayeran en un 77 por ciento, de 2004 a 2018.

Las previsiones para 2019 no son nada alentadoras, pues en enero la extracción de crudo promedió solo 1 millón 641 mil barriles diarios, una cifra muy cercana a la que se producía en 1979.

(Con información de Milenio)

Comentarios