Primer detenido por derrumbe en la CDMX, se dice inocente

El detenido afirma que no estaba a cargo de la construcción del inmueble colapsado sino solo de la red de agua, gas y luz.

- Publicidad -

El arquitecto e ingeniero Jaime Smith Ríos, el primer detenido por la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México, acusado de ser corresponsable de la construcción del edificio en Zapata 56, en la colonia Portales Sur, delegación Benito Juárez, el cual se derrumbó junto a otros 38 inmuebles, el 19 de septiembre, dice no tener responsabilidad.

De acuerdo con el peritaje realizado por la Procuraduría, la memoria de cálculo del edificio no corresponde con las conjeturas estructurales, además de que la cimentación no es acorde a lo asentado en el estudio de mecánica de suelos, ni tampoco contaba con aceros y dimensiones para soportar la edificación, y no tenía la constancia de seguridad estructural.

Smith Ríos afirmó ante el juez de control que nunca fue su responsabilidad la obra, calificando de ilegal su detención, pues explicó que únicamente fue contratado para hacerse responsable de las instalaciones de agua, gas y luz, y no de losas y castillos.

Por lo tanto, aclaró que no es culpable del derrumbe del edifico de seis pisos y 24 departamentos que había sido construido apenas en diciembre del año pasado.

A pesar de esto, el Ministerio Público determinó que Smith Ríos “al ser perito en la materia y acreditar su experiencia tenía que reportar las irregularidades durante el proceso al responsable de la obra y, en todo caso, a las autoridades”.

Sin embargo, esta situación fue rechazada por el propio ingeniero quien al ampliar su declaración advirtió que no es copropietario del inmueble y sólo participó mediante su empresa Smith Tecnología Aplicada para instalar tuberías, aire acondicionado, agua, gas y sistema hidrosanitario.

“Está completamente equivocado el hecho, yo reviso tuberías, pero si me dicen el tanque de gas estalló, estaría muy apenado; si me dicen que estalló el transformador y se quemaron dos personas, estaría muy apenado. Pero ni me toca ni me corresponde”, detalló el acusado ante el juez.

No obstante, al haber firmado los avisos de terminación de obra y el visto bueno de cierre de operación del inmueble, en términos jurídicos es corresponsable de que el edificio haya colapsado.

El acusado recibe actualmente tratamiento en la Torre Médica de Tepepan, donde le dictaron prisión preventiva oficiosa pues padece una enfermedad neuronal; se espera que su próxima audiencia sea el domingo, cuando se defina su situación jurídica.

(Con información de Milenio)

Comentarios