Priistas que buscaron candidatura presidencial dispararon gasto en comunicación social

Fotos: cuartoscuro.com
- Publicidad -

Los secretarios de Estado que buscaban hacerse de la candidatura presidencial del PRI, excedieron el gasto en comunicación social que tenían establecido para las dependencias a su cargo.

El reporte de la Cuenta Pública de los dos últimos años, refiere que se  intensificaron actividades públicas de los llamados “tapados” y, a la par, se sobreejerció el gasto de comunicación social.

Tal situación no solo se registró en la SEP, donde el gasto publicitario se excedió de manera exponencial al pasar de 76.7 millones de pesos a mil 82 millones en 2016 y de 70.6 a mil 963 millones en 2017.

En 2016, José Antonio Meade, al frente de la Sedesol rebasó el gasto en publicidad, pues el legislativo solo le aprobó una partida de 73.19 millones de pesos, y él terminó gastando 571.47 millones.

Se identificó entonces una sobreexposición de Meade Kuribreña tanto en actos públicos como en entrevistas.

En 2017, ya a cargo de la Secretaría de  Hacienda, Meade pasó de un gasto aprobado de 177.78 millones de pesos a 190.29 millones gastados.

Lo mismo ocurrió en la Secretaría de Salud, encabezada por José Narro, donde en 2016 se programaron 72.38 millones, pero al final la inversión fue de mil 543.16 millones.

En lo que respecta a 2017, pese a los 74.88 millones presupuestados, se gastaron 1 mil 134.64 millones ejercidos.

La Secretaría de Gobernación, encabezada por el hidalguense Miguel Ángel Osorio, subejerció el gasto de propaganda en 2016 y 2017.

En 2013 alcanzó un sobregiro de 80 por ciento, al pasar de 129.99 millones de pesos aprobados a 234.09 millones ejercidos.

Desde la Secretaría de Agricultura, José Calzada, y Enrique de la Madrid, secretario de Turismo, también excedieron lo autorizado para comunicación social en los últimos años de su gestión.

Pero uno de los excesos más destacados fue el de Rosario Robles, quien a su paso por las distintas dependencias ha hecho del sobreejercicio en ese rubro su signo de distinción.

En 2013, en la Sedesol, dispuso de 237 millones de pesos cuando únicamente tenía autorizados 49.9 millones; en 2014 destinó 455.44 millones y solo se le habían aprobado 60.55 millones.

(Con información de Reforma)

Comentarios