Presidente de Surinam dice que buscará su reelección pese a condena por ejecuciones

Desi Bouterse, presidente de Surinam. Foto: FLORENCE LO / POOL / AFP
- Publicidad -

El presidente de Surinam, Desi Bouterse, dijo este lunes que buscará su reelección a pesar de haber sido condenado el viernes a 20 años de prisión por la ejecución de opositores políticos tras tomar el poder por la fuerza en la década de los ochenta.

“Por supuesto, con grandes letras en negrita. Será imposible que no vea el nombre”, dijo Bouterse en un programa de radio cuando le preguntaron si estaría en la lista de candidatos para las elecciones de mayo de 2020.

El mandatario, de 74 años, regresó el domingo de una visita de Estado en China y apelará la sentencia del viernes, según su abogado, Irvin Kanhai.

Un tribunal militar condenó a Bouterse por la ejecución de 15 opositores en diciembre de 1982, más de dos años después de tomar las riendas de Surinam con un golpe de Estado.

Pero la corte que condenó al presidente no pidió su arresto inmediato, y es poco probable que este termine tras las rejas.

La sentencia puede evitarse mediante un engorroso proceso legal, directamente con un perdón presidencial o mediante una ley de amnistía reformada en 2012.

Bouterse domina la política del país sudamericano desde que asumió por primera vez el poder en 1980, cuando tenía 34 años.

En 1990, lideró un segundo golpe, y es el presidente de Surinam desde 2010, tras ganar dos elecciones.

El cargo le otorgó inmunidad contra un pedido de arresto de Interpol, luego de que una corte holandesa lo condenara a 11 años de prisión por tráfico de cocaína.

En la entrevista radiofónica realizada por el portavoz del gobierno, Bouterse agradeció el apoyo de los seguidores que acudieron al aeropuerto para recibirlo tras su viaje a China el domingo.

Desdeñó asimismo las declaraciones de legisladores que pidieron su renuncia tras la sentencia del viernes.

El mandato de cinco años de Bouterse acaba el 12 de agosto de 2020, y no hay ningún obstáculo constitucional que le impida concurrir a las próximas elecciones presidenciales.

Los llamados “asesinatos de diciembre”, en los que el régimen reunió y ejecutó a 13 civiles y dos oficiales militares, han ensombrecido durante mucho tiempo al gobierno de Bouterse.

El mandatario siempre ha negado su participación y ha dicho que esas personas habían sido detenidas por planear un contragolpe de Estado con ayuda de la CIA estadounidense y que se les disparó mientras intentaban escapar.

Surinam, donde se habla holandés, es el país más pequeño de América del Sur y tiene una población de medio millón de habitantes, que tienen raíces de Asia, África, Europa y América. Colonizado por británicos y holandeses, se independizó de Holanda en 1975.

(AFP)

Comentarios