Primarias presidenciales en Honduras, marcadas por denuncias de narcotráfico contra el presidente

Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

Los tres partidos mayoritarios de Honduras escogerán este domingo a sus candidatos para los comicios generales del 28 de noviembre, un proceso marcado por las acusaciones contra el presidente del país, Juan Orlando Hernández, de tener vínculos con el narcotráfico.

Por el oficialista Partido Nacional (PN, derecha) se disputarán la candidatura el alcalde de Tegucigalpa, Nasry Asfura, y el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, en una lucha que se presenta muy cerrada, según las encuestas.

El izquierdista partido Libertad y Refundación (Libre) lleva como principal aspirante a Xiomara Castro, esposa del derrocado presidente Manuel Zelaya.

Esta semana, durante un juicio por narcotráfico en un tribunal de Nueva York, la fiscalía ha considerado al presidente Hernández como “coconspirador” dentro de un “narco-Estado”, al haber mantenido sociedad con un presunto traficante, hoy preso.

Además de Hernández, el jefe del hondureño cártel Los Cachiros, Devis Rivera, también preso, ha asegurado en el juicio que entregó sobornos al actual vicepresidente, Ricardo Álvarez, y a los expresidentes Zelaya y Porfirio Lobo. Todos niegan los cargos.

En tanto, el Partido Liberal (PL, derecha) presenta al empresario Yani Rosenthal -quien en 2017 fue declarado culpable en Estados Unidos por lavar activos provenientes de Los Cachiros-, al profesor universitario Luis Zelaya y al diputado Darío Banegas.

En las elecciones generales participarán otros 11 partidos, con muy pocas opciones, aunque podría dar la sorpresa el partido Salvador de Honduras, que llevará como candidato al popular presentador de televisión Salvador Nasralla.

Nasralla fue el candidato de una alianza opositora en las elecciones del 2017, cuando Hernández fue declarado ganador en medio de fuertes cuestionamientos y una severa convulsión social.

Su agrupación, Libre, ganaba por cinco puntos con cerca del 60% de los votos escrutados y tras un apagón del sistema de cómputo se dio vuelta el resultado a favor de Hernández.

Como consecuencia, estallaron protestas con bloqueos de calle en todo el país durante un mes denunciando “fraude” y clamando la victoria de Nasralla.

“El gobierno asegura todo el apoyo a los organismos electorales y garantiza que el proceso se desarrolle en armonía, paz y tranquilidad”, afirmó el presidente Hernández en cadena nacional de radio y televisión.

Cerca de 4,8 millones de personas mayores de 18 años están inscritas en el censo, que acudirán a 23.880 mesas receptoras de votos en 5.691 centros de votación.

Los electores tienen que acudir a las mesas con mascarilla y guardado la distancia por la covid-19.

Según el Consejo Nacional Electoral (CNE), la tendencia de los resultados se empezarán a conocer oficialmente el martes.

Además de candidato presidencial, en las elecciones se escogerán tres aspirantes a la vicepresidencia, 128 diputados propietarios e igual número de suplentes del Congreso Nacional, 20 diputados al Parlamento Centroamericano y 298 corporarciones municipales.

(AFP)

Comentarios