Preocupan a Amnistía Internacional militarización y violaciones persistentes a DH en México

Luis Cresencio Sandoval, secretario de la Defensa Nacional. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

En su informe 2020/2021, Amnistía Internacional (AI) destacó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha desplegado más efectivos militares como parte de su estrategia de seguridad pública que las administraciones de sus antecesores Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón Hinojosa. 

AI recordó en el apartado de México, que AMLO emitió en mayo pasado un decreto que permite mantener el despliegue de Fuerzas Armadas para operaciones de seguridad pública hasta marzo de 2024, a pesar de que dicho decreto carecía de normativa sustantiva para garantizar que el comportamiento de las Fuerzas Armadas fuera conforme con las normas internacionales”.

Incluso, señala que los elementos de seguridad continúan realizando detenciones arbitrarias y recurriendo a un uso excesivo de la fuerza”, lo que en ocasiones ha provocado homicidios. 

Además, subrayó que el Mandatario puso el control de puertos y aduanas en manos de las Fuerzas Armadas.

En el tema de las desapariciones forzadas a manos de agentes del Estado o agentes no estatales, Amnistía dijo que no sólo preocupa que continúen los casos, sino la impunidad casi absoluta” de la que gozan los presuntos responsables. 

AI manifiesta su preocupación no solo por las desapariciones forzadas, sino también por la violencia contra las mujeres, el trato a migrantes y los ataques contra representantes de los medios de comunicación.

El organismo internacional subraya que el propio Presidente estigmatizó en diversas ocasiones a las personas defensoras de los derechos humanos y a los medios de comunicación, y minimizaba el problema de la violencia de las mujeres”.

La organización señaló que la reacción del gobierno de López Obrador ante la pandemia fueron recortes del gasto público” que implicaron disolver fideicomisos públicos, entre ellos los establecidos para apoyar la protección de defensores y defensoras de los derechos humanos, periodistas y víctimas de violaciones de los derechos humanos”.

La violencia contra la mujer fue otro elemento sobre el que AI pidió poner atención. No sólo continúan, sino que López Obrador minimiza el problema, cuestionando la validez de las llamadas telefónicas realizadas a los servicios de emergencia para denunciar la violencia de género en el ámbito familiar y criticando las protestas de las mujeres contra los feminicidios”.

También han continuado las amenazas y ataques contra defensores de los derechos humanos , con 24 de ellos asesinados de acuerdo con organizaciones de la sociedad civil, así como contra quienes trabajan en medios de comunicación, de los cuales, hasta noviembre al menos 19 habían sido asesinados.

AI mencionó el caso de la agencia estatal de noticias, Notimex, acusada de emprender una campaña difamatoria contra varios periodistas y medios de comunicación que publicaban contenidos críticos con el gobierno”, así como la carta firmada por 650 periodistas e intelectuales acusando a López Obrador de debilitar a la prensa al favorecer un entorno propicio a la censura, sanciones administrativas y el uso indebido de la ley” para intimidarla.

(Con información de El Universal) 

Comentarios