Policía de la CDMX otorga monopolio de gasolina a Hidrosina

En la CDMX hay más de mil 100 gasolineras, pero los autos de la SSC deberán cargar combustible solo en las 21 estaciones de Hidrosina

Imagen de archivo
- Publicidad -

Autoridades del gobierno de la Ciudad de México ordenaron que los 16 mil vehículos (patrullas y todo tipo de unidades) de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), encabezada por Omar García Harfuch, carguen combustible únicamente en gasolineras de Hidrosina, propiedad del empresario Paul Karam.

La Oficialía Mayor de la dependencia, a través de un oficio, firmado por María de Jesús Herros, directora de Recursos Materiales, estableció que la adquisición de gasolinas y diésel que realizan los automotores de esta Secretaría mediante tarjetas magnéticas, se lleve a cabo solo en las 21 estaciones de servicio de Hidrosina en la capital del país por este año.

Concentrar las compras de las 16 mil unidades representa un contrato por casi mil 400 millones de pesos al año.

El documento asegura que la Oficialía Mayor de la SSC, a cargo de Celso Sánchez, a través de la dirección de Transporte de la dependencia, “solamente reconocerá la dotación de gasolina o diésel que se realice en estas estaciones de servicio”.

La decisión podría extenderse a los 40 mil vehículos utilitarios de todas las entidades de la CDMX, por lo que el gobierno de Claudia Sheinbaum paga alrededor de 3 mil 500 millones de pesos anuales.

De acuerdo con empresarios gasolineros, el esquema que pretende utilizar la SSC tiene vicios de corrupción, pues contraviene las políticas antimonopolio y termina con el piso parejo en el negocio de la distribución de petrolíferos a través de estaciones de servicio.

En la actualidad, en la ciudad operan mil 100 estaciones de servicio, y centralizar las compras de la SSC en 21 estaciones de Hidrosina representa desplazar a la mayor parte de los competidores, 97.7 por ciento.

Servicio J. Gutiérrez apeló al buen criterio del gobierno local para solicitarle su apoyo y continuar abasteciendo el parque vehicular en esta estación de servicio.

También Puerto Alisas solicitó reconsiderar la decisión de centralizar la compra de combustibles en Hidrosina.

La marca de Karam fue favorecida así por el gobierno local, pese a que la administración federal la ha señalado por malos manejos.

En enero de 2019, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) bloqueó 31 cuentas bancarias de los dueños de esta empresa luego de añadir a Jorge Karam en la lista de personas bloqueadas, la cual busca prevenir y detectar actos, omisiones u operaciones que pudieran favorecer diversos delitos, como el lavado de dinero.

Sin embargo, pocas semanas después un juzgado federal ordenó descongelar las cuentas bancarias tras un amparo.

(Con información de El Universal y El Sol de México)

Comentarios