Plantea CCE plan emergente entre particulares para enfrentar pandemia

Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial. (Imagen de archivo)
- Publicidad -

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) se reunió de manera virtual con diversos sectores productivos para plantear un plan económico emergente con el cual poder hacerle frente a la pandemia de COVID-19 sin la acción del Gobierno, el cual, a decir de su titular Carlos Salazar Lomelí, les ha cerrado las puertas.

“No hemos sido timoratos, pero se nos cerraron todas las puertas porque si no lo hacemos estamos en riesgo de una caída de hasta 10 por ciento en el Producto Interno Bruto que significaría la pérdida de 1 millón a 1 millón 400 mil empleos en México”, declaró el presidente del CCE en el encuentro que tuvo lugar a través de la plataforma Bluejeans.

El objetivo principal, según el dirigente empresarial, radica en convocar a acciones de apoyo entre particulares para salvar a las pequeñas y medianas empresas.

Salazar afirmó que ellos presentaron al Presidente Andrés Manuel López Obrador un plan de acción a 90 días que el Mandatario no quiso tomar en cuenta.

Este, contempla diseñar un programa para los próximos 90 días:

Para abril, el CCE propone un programa generalizado de vacaciones pagadas, en los sectores no esenciales, para asegurar el aislamiento.

En los sectores más afectados, como aviación, hotelería y restaurantes, diferir el pago del 100 por ciento de las contribuciones a la seguridad social, sin condonación.

Establecer con fondos públicos un programa de 100 mil millones de pesos para que la banca de desarrollo garantice créditos a través de la banca privada.

Para mayo y junio, plantean apoyo a todas aquellas empresas que acepten el convenio de sostener el empleo y salarios para el 100 por ciento por 60 días.

Utilizar el programa de garantías para las empresas solventes con problemas de liquidez.

Diferir las contribuciones a la seguridad social en 60 días, si condonación.

Diferir pagos de impuestos a las empresas por 90 días sin cargo de intereses. Suspensión temporal de pagos provisionales de ISR.

Que las contribuciones se difieran a 12 pagos en 2021.

Dar incentivo por pronto pago.

Permitir la deducción en la adquisición de terrenos que tengan como único destino el agrícola o ganadero.

Hacer una revisión de sectores y regiones que puedan volver a operar.

Implementar el regreso a labores de personas infectadas y recuperadas y analizar la posibilidad para grupos de bajo riesgo sanitario.

Establecer un procedimiento expedito para agilizar la devolución de los saldos a favor de IVA aplicable durante todo el ejercicio de 2020.

Compensación universal para todo el año.

Compromiso de empresas grandes a disminuir los tiempos de pago a proveedores Mipymes.

(Con información de Milenio)

Comentarios