Hay plan B para el NAIM

El grupo responsable de la construcción del Nuevo Aeropuerto asegura que la construcción de una megaobra no está exenta de “situaciones imprevistas”

NOTIMEX/FOTO/ARTURO MONROY
- Publicidad -

Ante la “volatilidad política” hay un plan B, para el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAIM), reconoció el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM).

En un informe enviado a la Senado, el organismo informó que se tiene un plan de contingencia para enfrentar situaciones imprevistas que puedan influir en el desarrollo de la obra, y a pesar que la construcción lleva un avance global físico-financiero de 27.33%, “se revisan y actualizan de manera periódica los planes maestros”.

El GACM asegura que esa previsión “sucede en cualquier obra de infraestructura de esta magnitud, se debe contar con un plan correctivo para tomar las medidas necesarias y retomar la ruta establecida”.

También, señaló que en caso que exista algún retraso en la fecha prevista para el inicio de operaciones del NAIM, para el proceso de transición se cuenta con una red de aeropuertos en la zona metropolitana del Valle de México, que tienen capacidad para atender el flujo de pasajeros.

En tal caso, se optimizaría la capacidad de los spots en el aeropuerto de Toluca, donde se atenderían los aviones de mayor capacidad.

Revela que las pistas 2 y 3 del Nuevo Aeropuerto llevan un avance del 21 y 30 por ciento respectivamente, y espera que las losas de cimentación del edificio terminal se concluyan en el tercer trimestre de este año.

Asimismo, detalló que respecto al financiamiento, la obra tiene un respaldo con fondeo de casi 10 mil millones de dólares, de los que 6 mil millones están en bonos verdes; mil 600 millones en la emisión de Fibra E, lo cual le permite asegurar recursos hasta mediados de 2019.

Cuenta con mil 250 millones de dólares de recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación y mil millones de dólares de capacidad adicional de crédito.

Y presumió que este año “se avanzó en fortalecer el financiamiento privado de esta megaobra y con ello liberar recursos presupuestales del Estado para la atención de otras prioridades”.

(Con información de Milenio)

Comentarios