En Piedras Negras se entrega el Padre Meño acusado de pederastia.

- Publicidad -

“Se busca sacerdote presunto pederasta Recompensa 200 mil pesos. Podría responder al nombre del Padre Meño, repórtalo”, dice un espectacular en la ciudad de Piedras Negras, Coahuila con la foto del cura.

Este anuncio que se le atribuye a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) está a un costado de la carretera federal 57 donde se pedía a las personas que conocieran el paradero del religioso, Juan Manuel Rojas Martínez quien fue rector del Seminario de la Diócesis de Piedras Negras que avisaran al 911.

Rojas Martínez fue denunciado penalmente hace cinco meses ante la PGJE por un ex seminarista de haber abusado sexualmente de el cuando todavía era menor de edad y cuando el Padre Romero era rector del Seminario de Piedras Negras, después de las acusaciones el Padre Romero huyó para evitar ser arrestado.

Pero el día de hoy el Padre Meño se entregó ante el Ministerio Público en la ciudad de Piedras Negras.

El Padre Meño acudió a la delegación norte Uno de la Procuraduría General de Justicia del Estado, argumentando que su ausencia de más de cinco meses no se debió a una huida sino más bien a la preparación de su defensa.

El padre Romero afirma que tiene pruebas suficientes para demostrar su inocencia.

La PGJE informó que el Padre Romero ya se encuentra interno en el Centro Penitenciario Varonil de esta ciudad considerado probable responsable del delito de violación en perjuicio de un menor de edad.

Comentarios