Piden a AMLO detener megaproyectos

Advierten que pueden sufrir el destino de otras obras que en este sexenio fueron detenidas en tribunales

Archivo. Los gobernadores de Chiapas y Campeche, Manuel Velasco Coello y Alejandro Moreno Cárdenas
- Publicidad -

Ambientalistas, académicos, científicos, artistas y agrupaciones indígenas manifestaron su rechazo a la forma en que el próximo gobierno federal promueve la construcción de la refinería de Dos Bocas y los trenes Maya y del Istmo.

Demandan que se suspenda la consulta ciudadana que se realizará el fin de semana, ya que los proyectos ferroviarios se construirán sobre áreas con alto valor para la biodiversidad del país.

En una carta dirigida a Andrés Manuel López Obrador, afirman que los tres proyectos carecen de estudios de impacto ecológico, cultural y de patrimonio arqueológico.

Consideran que “venimos de treinta años de regímenes que han impuesto megaproyectos” sin que se hayan realizado los estudios necesarios con la seriedad que cada caso amerita.

De plantear los proyectos con otro enfoque, sería un signo de verdadero cambio, manifestaron en el escrito.

Entre los firmantes se encuentran académicos como Alfredo López Austin, del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM; Alejandro Casas, del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad de la UNAM; Sergio Aguayo, del Colegio de México; el escritor Juan Villoro, y el pintor Francisco Toledo entre otros.

Benjamin Cokelet, fundador de la organización Poder, advierte que estos megaproyectos podrían estar destinados al fracaso jurídico, como sucedió con algunas obras que planeó la actual Administración, al no cumplir con los estándares del convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en materia de consultas.

El convenio garantiza los derechos de trabajo de las poblaciones indígenas, así como su derecho a la tierra, a su educación y a la salud.

Este pacto fue ratificado por nuestro país junto con 21 naciones de América Latina, Europa, África y Asia.

Cokelet recordó que por esas fallas se detuvo la construcción de una presa en el Río Sonora y un campo eólico en Juchitán, así como la siembra de soya transgénica en Campeche.

Dice que “el legado del gobierno que va de salida es no haber hecho las cosas respetando los derechos humanos, entonces, si el nuevo gobierno repite esos errores, francamente van a tener las mismas derrotas jurídicas”.

Por su parte, Josefa González Blanco, próxima titular de la Semarnat, deslindó a Andrés Manuel López Obrador del desmonte de 300 hectáreas en el terreno donde se construye la nueva refinería de Dos Bocas, en Tabasco, y señaló que la responsabilidad de garantizar los procedimientos de inspección y vigilancia es todavía de la actual Administración.

(Con información de Reforma)

Comentarios