Pide AMLO un año más para empezar a renovar la patria

- Publicidad -

Con motivo de su primer año de gobierno, este domingo, el presidente Andrés Manuel López Obrador emitió un mensaje en el Zócalo capitalino.

Ante miles de simpatizantes, el mandatario admitió que sigue habiendo pendientes en materia de seguridad y economía.

En su discurso, que duró cerca de una hora y media, el jefe del Ejecutivo federal explicó que el país todavía está en transición y que es difícil revertir la crisis de inseguridad en la que lo dejaron las políticas implementadas en Administraciones anteriores.

“Es indudable que estos primeros 12 meses hemos avanzado mucho, pero aún estamos en un proceso de transición, todavía lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no termina de nacer”.

Hizo alusión directa al expresidente Felipe Calderón de haber hundido a la nación en una estrategia “absurda y desquiciada” que dejó altos índices de letalidad.

Mientras tanto defendió y presumió su estrategia y ejemplificó lo que consideró aciertos con las acciones desempeñadas en el operativo de fuerzas federales llevado a cabo en Culiacán, en octubre pasado, donde terminaron liberando al hijo del Chapo Guzmán.

“La vigencia de la nueva política de seguridad se demostró con claridad ante la crisis de terror, miedo, que se vivió la tarde-noche del jueves 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa, con motivo de la detención de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín Guzmán Loera.

“Podrán decir nuestros adversarios que demostramos debilidad, pero nada vale más que la vida de las personas”, insistió.

En ese marco, aseguró que en su gobierno nunca más se pondrá en riesgo “de manera irresponsable” ni la vida ni el prestigio de los integrantes de las Fuerzas Armadas, ni las utilizará para cometer excesos y ejecutar órdenes ilegales e inhumanas.

Frente a las críticas, cifras de analistas y opiniones de calificadoras, López Obrador reconoció que no se ha alcanzado el crecimiento económico de 2 por ciento que prometió en campaña y al llegar al gobierno.

No obstante, desde su perspectiva, la nueva política de bienestar ha permitido elevar el consumo y la economía interna, además de crear más empleos.

“Todavía no ha habido crecimiento económico como deseamos, pero existe una mejor distribución de la riqueza. El presupuesto público no se queda, como era antes, en pocas manos, sino llega a la mayoría de la gente”, señaló, tras insistir en que este año el ahorro por evitar la corrupción alcanzará los 200 mil millones de pesos.

El presidente aseguró que su administración ha cumplido 89 de los 100 compromisos públicos que hizo en esa misma plaza el 01 de diciembre de 2018 cuando asumió la presidencia.

Y destacó los logros que ha habido en materia de bienestar, estabilidad macroeconómica, austeridad, combate a la corrupción, avances en las obras emblemáticas y las reformas aprobadas en el Congreso.

No obstante, reconoció que todavía hay mucho por hacer.

“Durante mi larga vida pública y sobre todo en los momentos más difíciles, siempre he tenido un ángel de la guarda que se llama pueblo. Al pueblo le debo todo lo que soy. Yo solo soy un dirigente. El pueblo es el gran señor, el amo, el soberano, el gobernante, el que verdaderamente manda, gobierna y transforma”, dijo el tabasqueño, quien estuvo acompañado de su familia y colabores.

En términos generales, el mandatario pidió al menos un año más para mostrar la nueva cara de la patria.

Pienso que un año más; es decir en diciembre, y aquí nos vamos a volver a encontrar, de 2020 ya estarán establecidas las bases para la construcción de una patria nueva, entonces para cualquier circunstancia será prácticamente imposible regresar a la época de oprobio que significó el periodo neoliberal o neoporfirista”, afirmó.

Comentarios