PGR busca “rehabilitar” jóvenes detenidos para que no reincidan

Se busca evitar un efecto de “bola de nieve”, rehabilitando a los delincuentes desde la primera vez que tiene contacto con ellos.

- Publicidad -

La Dirección de Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad de la Procuraduría General de la República (PGR) presentó un programa piloto, con el que pretende que se reduzca la reincidencia en los delitos que cometen principalmente jóvenes de 18 a 30 años, los cuales afirman son más de 13 mil en todo México.

Según la Procuraduría el programa REPENSAR, buscará utilizar las herramientas que ofrece el nuevo sistema de justicia penal para que durante una primera etapa atención cognitiva conductual, se puedan dar salidas alternas a los juicios que enfrentan 30 jóvenes, quienes también recibirán regularización académica o serán capacitados para empleo.

Hoy en día se calcula que 13 mil 327 jóvenes están sujetos a diversas medidas de ley por haber cometido un delito, de lo cuales 3 mil 761 están presos por delitos graves, según datos del Órgano Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de la Secretaría de Gobernación.

“Uno de los motivos del programa es ayudar a todos los jóvenes que están entrando en contacto con nuestros ministerios públicos, que están llegando con los jueces de control y que no necesariamente han sido privados de su libertad”, aseguró, Pablo Vázquez Camacho, director de Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad de la PGR.

El funcionario dijo que los participantes tendrán acceso a terapias que durarán de tres a seis meses e incluyen talleres de arte para posteriormente ser canalizados (según su situación) a una plataforma de regularización de estudios o capacitación laboral.

Vázquez Camacho dijo que buscan principalmente evitar “que se haga una bola de nieve y atenderlos cuando el gobierno tiene contacto con ellos por primera vez, que ya sabemos que están en una conducta de alto riesgo, que son los delitos, como está establecido en el sistema, que pueden ameritar que se procese con un acuerdo reparatorio o que se lleven a una suspensión condicional. Esos delitos son los que estamos tratando de atender para evitar que escale el tema o que puedan llegar a una conducta que amerite prisión”.

Afirmó además que este modelo de terapia conductual ha tenido grandes logros en otros países, reduciendo la violencia y delincuencia entre 20 y 40 por ciento.

“Está basado en mucha evidencia empírica a nivel internacional y nacional sobre el efecto que ha tenido el trabajo cognitivo conductual en la reducción de la violencia en el mundo”, afirmó el director.

Presumió además que el programa se adaptó a la realidad mexicana, con la enseñanza de talleres culturales pues dice que se busca “aprovechar al máximo los medios alternativos de solución de controversias y las salidas alternas al juicio, que son herramientas que provee el nuevo sistema de justicia penal,  que pueden ser aprovechadas para completar con políticas públicas como éstas y que en la combinación de las mismas podamos llegar a prevenir el delito y reducirlo”.

Agregó que los 30 jóvenes que se encuentran actualmente en el programa son de la capital del país y están siendo atendidos por el Centro de Integración Juvenil con el apoyo de la Secretaría de Salud

REPSENAR estará operando hasta finales de este año y una vez que concluya este piloto, la Procuraduría analizara si tiene los recursos suficientes para que se lleve a cabo en todo el país, pues la intención es que se logre ampliar a 300 y 500 personas en 2018.

(Con información de El Universal)

Comentarios