Pese a evidencias, aspirantes a la CRE avanzan a la segunda ronda

Armando Guadiana (al centro), presidente de la Comisión de Energía. (archivo)
- Publicidad -

La Comisión de Energía del Senado de la República aprobó el dictamen de idoneidad de los aspirantes a integrar la Comisión Reguladora de Energía (CRE), pese a que algunos de ellos no tienen noción de la labor del órgano en el que buscan un espacio.

Con ocho votos a favor Morena arrasó en la votación; el PAN solo pudo conseguir tres votos en contra.

Sin embargo, la senadora blanquiazul Xóchitl Gálvez advirtió que promoverá una campaña entre la sociedad y entre sus colegas para hacer notar que ninguno de los candidatos avalados pasaría la prueba de la idoneidad.

En ese sentido, el legislador Julen Rementería leyó un documento en el que evidenció que los candidatos no cumplían con los condiciones necesarias de idoneidad.

En el diagnóstico, Rementería del Puerto aseguró que del total de 12 aspirantes, 3 no cumplían con el título afín a la materia; 6 con el requisito de haberse desempeñado en forma destacada, durante al menos cinco años, en actividades profesionales, públicas o académicas, sustancialmente relacionadas con materias afines al objeto del órgano regulador respectivo.

Además, los otros 3 no cumplían con el requisito de no haber ocupado, el año previo a la designación, empleo, cargo o función directiva en empresas que estén sujetas a la regulación de los órganos reguladores en materia energética.

En respuesta, el presidente de la Comisión, el morenista Armando Guadiana, explicó que, con una “caballada flaca”, él mismo se subía al primer caballo “y lo ensillaba”.

El dictamen aprobado pasará por el filtro de la Junta de Coordinación Política para que lleguen al pleno los candidatos y sean votados dos de ellos, aunque, como en el caso de la aprobación de la Guardia Nacional, se requiere mayoría calificada con dos terceras partes.

Cabe recordar que los legisladores de oposición difundieron las comparecencias en las que algunos de los participantes mostraron ignorancia respecto a temas cruciales en la regulación de energía: Jorge Amaya, mostró su teléfono celular a la senadora Gálvez cuando ella le preguntó si sabía qué era un Certificado de Energía Limpia, abreviado CEL.

Guadalupe Escalante confesó que había buscado en internet la definición de la CRE; y Ángel Carrizales López, omitió mencionar que se desempeñaba como parte del equipo de Andrés Manuel López Obrador como coordinador de logística y eventos presidenciales, y confirmó que estuvo trabajando en Morena por tres años, luego de que los legisladores le preguntaron si podía comprometerse en el cargo con imparcialidad.

“Es una necedad, estamos ante un acto autoritario”, afirmó el senador Julen Rementería.

No obstante, la mayoría en la Comisión hizo caso omiso al llamado de solicitar al Ejecutivo que enviara nuevas ternas.

(Con información de Reforma y Excélsior)

Comentarios