Perros atacan y matan a una niña en Coyoacán

El propietario de los animales fue puesto a disposición de las autoridades.

- Publicidad -

Este miércoles, la pequeña Sara con tan sólo 3 años de edad, fue atacada por dos perros pitbull, en el patio de la vivienda que sus padres rentan en Coyoacán, la niña murió a causa del ataque.

El domicilio se ubica en la esquina de las calles Museo y Diego Rivera, en San Pablo Tepetlapa.

La niña no pudo defenderse, y cuando su madre y su abuelo reaccionaron, los perros ya la habían lastimado.

Mientras agonizaba, policías preventivos del Sector Xotepingo llamaron una ambulancia y liberaron a la niña de las fauces de los perros.

Los paramédicos del ERUM y de Protección Civil acudieron a la vivienda, pero la menor ya había fallecido.

El diagnóstico de los rescatistas fue que los perros despedazaron a la víctima el rostro y el cuello. 

La madre y las tías de Sara intentaron despojar de sus armas a los agentes de la SSP para disparar a los perros, pero no lo consiguieron.

Mónica, madre de la víctima, dijo a los agentes que los perros no eran suyos, sino del propietario del domicilio, quien les alquilaba un departamento al interior. 

Debido a que en el momento del ataque el dueño del inmueble no estaba, se presentó después  tras ser notificado. 

Al llegar, fue asegurado y trasladado al Ministerio Público de Coyoacán 1, donde se definirá su situación jurídica.

Elementos de la Brigada de Vigilancia Animal intervinieron para controlar y capturar a los dos perros agresores.

En la vivienda, los policías encontraron otros dos animales de la misma raza encerrados y nueve jaulas de características similares a las otras, donde se encontraban los que atacaron.

Los cuatro perros fueron llevados al cuartel de la Brigada Animal, donde permanecerán mientras se lleva a cabo la investigación.

Con base en el hallazgo, la PGJ capitalina investiga si el detenido se dedicaba a la crianza de este tipo de animales, aunque vecinos entrevistados por diversos medios de comunicación dudan que se dedique a eso.

Según las primeras indagatorias, los perros escaparon de la jaula donde se encontraban, luego de que alguien no las cerrara de forma correcta.

No es la primera vez que ese tipo de animales ataca.

El 10 julio de 2015, una mujer fue lesionada por dos pitbull en el Municipio de La Paz, cuando les daba de comer. La víctima, quien padecía retraso mental, se acercó a los animales y la mordieron en un brazo. Policías sacrificaron a los perros a balazos para que soltaran a la herida.

En agosto de 2013, un niño de 1 año y 8 meses de edad murió tras ser mordido por una perra Bóxer, en Tláhuac. El pequeño caminaba con su madre en la Colonia Selene, cuando el animal mordió al menor en un pie y lo jaló al interior de la casa. La dueña fue sentenciada.

Comentarios