Perredistas corren a los brazos de Morena

El partido de López Obrador concluirá la 63 Legislatura como la tercera fuerza política en México, de acuerdo a especialistas.

- Publicidad -

La fuga de legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), encabezado por Andrés Manuel López Obrador, permitirá que el partido del tabasqueño concluya la 63 Legislatura como la tercera fuerza política en el Congreso.

Morena es el partido que más ha crecido durante la presente legislatura, ya que se han sumado a sus filas 24 legisladores: 15 diputados y nueve senadores del PRD, MC, Verde y hasta del PRI.

López Obrador informó el miércoles a través de un video publicado en redes sociales, que 10 perredistas más se habían sumado a su Movimiento, pero se sabe también que acudieron a una reunión con él, René Cervera, de MC, así como Fidel Calderón, que aunque no estuvo presente, también se unirá a Morena en los siguientes días.

Con la inclusión de estos 11 asambleístas, el partido del tabasqueño llegará a 50 legisladores, lo que los perfila para convertirse en la tercera fuerza política de la Cámara baja, pues expertos aseguran que conforme se acerquen las elecciones, este tipo de adhesiones a Morena incrementarán.

Sin embargo, consideran que el aumento de legisladores morenistas no tendrá mayor repercusión en las labores del Congreso, ya que son 50 de 500 y más bien el impacto que se provocará será hacia las elecciones, para tratar de “tumbar” al PRD.

El especialista en política, José Antonio Crespo considera que “la apuesta de Andrés Manuel López Obrador al salir del PRD era desplomarlo y que ese partido se reestructurara dentro de las filas de Morena, porque de esa manera lo que ganaba era tener absoluto control, cosa que no tenía en el PRD porque ahí son muchas tribus y dirigentes, había choques y no se hacía todo lo que él quería.

Gracias a que el dos veces candidato presidencial continua adelante en las encuestas, los demás políticos lo siguen viendo como un contendiente fuerte y buscan unírsele para obtener alguna candidatura de cara a 2018, pues en el PRD no les pueden dar esa oportunidad.

Por otro lado, Khemvirg Puente, especialista en temas legislativos de la UNAM, coincide en que la adhesión de legisladores de otros partidos a Morena se da por un cálculo político, pero no tendrá mayor impacto en las labores de los diputados.

“No van a tener mucha capacidad de veto o de poder bloquear una decisión legislativa, los efectos más bien serán de carácter electoral”, finalizó Puente.

(Con información de El Universal)

Comentarios