Periodista en Colombia bajo “acoso judicial” por libro sobre abusos sexuales de sacerdotes

Libro del periodista colombiano, Juan Pablo Barrientos titulado "Dejad que los niños vengan a mí" JOAQUIN SARMIENTO / AFP
- Publicidad -

Un periodista en Colombia está bajo “acoso judicial” por una investigación sobre abusos sexuales a menores que involucran a sacerdotes católicos, según una ONG. Su libro superó este jueves un intento de censura, pero un juez lo conminó a revelar sus fuentes.

Juan Pablo Barrientos, de 37 años y autor de “Dejad que los niños vengan a mí”, es víctima de “casos de censura y acoso judicial”, denunció la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP).

El 01 de octubre, Barrientos publicó su libro sobre pederastia y encubrimiento dentro del clero en un país donde la mayoría de la población es católica.

Semanas después fue notificado por la justicia.

Tres de las personas mencionadas en la investigación, incluidos dos sacerdotes, interpusieron tutelas (recursos jurídicos de protección) que exigían suspender la “reproducción, comercialización y venta del libro”.

También se le pidió revelar una fuente, so pena de enfrentar “acciones disciplinarias y/o penales”.

Los demandantes aducen el derecho al buen nombre y denuncian el atropello a la presunción de inocencia.

Aunque este jueves la justicia dejó sin efecto el veto temporal a la publicación, todavía está en curso la orden de develar sus fuentes.

“No voy a revelar la fuente, que haga la juez lo que tenga que hacer. Si lo hago, abro un boquete muy terrible que va a ser difícil de cerrar después”, dijo el escritor y periodista a la AFP.

Periodista Juan Pablo Barrientos

La FLIP, que presta apoyo jurídico a Barrientos, alega que la reserva está garantizada por ley y es un derecho inviolable de los periodistas.

Según el periodista, su texto evidencia “casos de pederastia y abuso a menores de edad en todo el país” y ofrece una “radiografía del encubrimiento a curas pederastas aquí en Colombia”.

La mayoría de los relatos de abusos contenidos en el libro ocurrieron en Antioquia (noroeste), uno de los departamentos más conservadores. Ricardo Tobón, arzobispo de Medellín, capital de esa provincia, es señalado por el periodista como encubridor de uno de los sacerdotes acusados.

La fiscalía dijo a la AFP que maneja 37 investigaciones contra sacerdotes por presuntos abusos sexuales, mientras la Arquidiócesis de Medellín ha sostenido que “no tolera” los abusos a menores por parte de miembros del clero en sintonía con lo dispuesto por el Vaticano.

Por lo menos seis sacerdotes pagan penas de cárcel por violación de menores en el país.

El escándalo mediático disparó las ventas del libro de Barrientos. La editorial Planeta confirmó a la AFP que prepara la segunda edición.

(AFP)

Comentarios