- Publicidad -

Nuevamente el periodismo nacional se mancha de sangre.

Este lunes se reportó el asesinato del periodista y escritor Javier Valdez Cárdenas, quien fue acribillado por un grupo armado en Sinaloa.

Valdez Cárdenas, quien fundó el Semanario Río Doce, tenía amplia experiencia en temas sobre crimen organizado y narcotráfico, lo cual también le valió para convertirse en corresponsal del periódico La Jornada en Sinaloa.

Reportes revelan que el autor de diversos libros como ‘Narcoperiodismo’ y ‘Malayerba’ fue emboscado entre dos calles de la Colonia Jorge Almada, en Culiacán, al conducir un automóvil Corolla color rojo de modelo reciente.

Esto ocurre a menos de tres meses de que otra corresponsal de La Jornada, en Chihuahua, Miroslava Breach, fuera acribillada por sicarios afuera de su domicilio y a tan sólo 10 días de que el Presidente Enrique Peña Nieto prometiera al Comité de Protección a Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), fortalecer la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión.

De la cual, sólo cambiaron de titular.

Mientras que el 2016 fue calificado como el año en el que más periodistas murieron; el 2017, transcurre similar, pues con éste suman ya seis periodistas muertos en lo que va del año.

La Procuraduría General de la República anunció a través de un comunicado que atrajo el caso y, por enésima vez en esta administración,  reiteró “su compromiso de llevar a cabo una investigación inmediata y oportuna”.

(Con información de Notimex)

Comentarios