Peregrinos sijes esperan un puente de libre tránsito entre India y Pakistán

Un policía vigila el exterior del santuario Nankana Sahib, parte del corredor que llevará a peregrinos provenientes de la India al santuario de Nanak. Foto: Arif ALI / AFP
- Publicidad -

Miles de sijes indios esperan con impaciencia la apertura prevista el sábado de un corredor que les permita desplazarse sin visa en Pakistán para visitar el mausoleo del fundador de su religión, verdadero éxito diplomático entre dos países vecinos con relaciones turbulentas.

En los últimos meses se construyó un puente entre ambos países y el sitio de Katarpur, en el este del Pakistán, fue embellecido y ampliado. A finales de octubre se firmó un acuerdo indopakistaní y unos 5 mil peregrinos podrán ir allí cada día.

Trabajadores pulen el piso del santuario de Nanak Dev en Gurdwara Darbar Sahib

“Si miran la historia, el sijismo fue creado en Pakistán”, comentó Ramash Singh Arora, guardián del santuario.

La tumba del gurú Nanak, que fundó esta religión en el siglo XV, es un lugar tan importante para sus fieles como la Meca para los musulmanes, comparó.

Pero bien el número de sijes se estima en 20 mil en Pakistán, millones de ellos viven en India, donde muchos huyeron después de la violenta partición de esos países en 1947, que provocó la mayor migración masiva de la historia y causó la muerte de al menos un millón de personas.

Pocos sijes indios han podido visitar Katarpur. Este proyecto, solicitado desde hace tiempo por Nueva Delhi, se había visto impedido por años de gélidas relaciones entre dos países que libraron tres guerras en 72 años.

La inauguración del puente el sábado tendrá lugar pocos días antes del 550º aniversario del nacimiento del gurú Nanak, el 12 de noviembre, que es celebrado por millones de sijes en todo el mundo.

El primer ministro indio Narenda Modi saludará a los peregrinos cuando salgan de India, mientras que su homólogo pakistaní, Imran Khan, los acogerá a su llegada al mausoleo, a unos kilómetros de distancia, al otro lado de la frontera.

Las relaciones entre India y Pakistán siguen siendo muy tensas en lo que respecta Cachemira, territorio montañoso habitado mayoritariamente por musulmanes disputado por los dos países.

(AFP)

Peregrinos afuera el santuario Nankana Sahib

Comentarios