Perdida, una apuesta por el suspenso en el cine mexicano

- Publicidad -

Este fin de semana se estrenó una película que maneja un género que no suele explotarse en el cine mexicano, Perdida es una cinta de suspenso que maneja un fino lenguaje cinematográfico lo cual la hace que el espectador mantenga la atención, buscando descifrar un enigma.

La historia inicia con la misteriosa desaparición de Carolina (Paulina Dávila), novia de Eric, un exitoso director de orquesta, interpretado por José María de Tavira, quienes se mudan a una residencia en el Desierto de los Leones en la Ciudad de México, sin embargo ella comienza a dudar de la fidelidad del músico.

Cuando Eric comienza a tener una relación con Fabiana (Cristina Rodlo) hace que la policía que indaga sobre la inesperada ausencia de Carolina muestre sus sospechas sobre él.

El director Jorge Michel Grau, anteriormente dirigió Somos lo que hay, en 2010, México Bárbaro, en 2014 y 7:19, en 2016; y para esta producción teje una trama muy fina que no revela en ningún momento el desenlace de la historia.

En entrevista, nos habla de la forma en que se realizó:

El lenguaje tenía que ser muy refinado, estamos hablando de una pareja exitosa, guapa de clase alta, que muchos de nosotros desearíamos vivir su vida, pero cuando le das un vistazo más profundo, más cercano, te das cuenta que tienen lados oscuros y dilemas tremendos.

Por un lado tenemos al músico, ensimismado en su éxito, completamente egoísta, embebido con lo que le está sucediendo, no se da cuenta de lo que está provocando a su alrededor, es de estos artistas monstruos que son capaces de pisar a lo que esté a su alrededor con tal de conseguir su éxito.

En tanto, los personajes femeninos presentan su propio dilema moral, sobre qué decisión tomar, por ello era necesario contar la película con detalles, muy delicada y acercarle al público una alternativa distinta en el cine.

Perdida recurre al género de suspenso, que no ha sido cultivado en el cine mexicano, y Jorge Michel recuerda:

En los 70 teníamos cine policiaco, bien hecho o mal hecho pero era un género recurrente, sin embargo algo paso que se quedó como en el olvido y nadie más recurrió a un género emocionante, entretenido, y hoy estamos saturados de comedia romántica, entonces optamos por jugárnosla y tomar un riesgo así y presentarle al público una cinta que les puede divertir y emocionar.

Puesto que los espectadores tienen que ir uniendo las piezas del rompecabezas, hay que ir armando las piezas, tienen que ir descubriendo quién es quién y cuál es el secreto que cada uno de ellos guarda.

El realizador nacido en la Ciudad de México, considera necesario acercar al público mexicano otro tipo de cine, además de las grandes franquicias de Hollywood:

Y que sepan que hay muchos directores de un extraordinario nivel como David Pablos, Ernesto Contreras, Lila Aviles y Alejandra Márquez que tienen proyectos extraordinarios que no alcanzan a llegar al público.

A mí me gustaría que Perdida sumara y ayudara a abrir una pequeña puerta, para que el público entendiera que hacemos más cine, además de comedia.

Para la película, La Orquesta Eduardo Mata tocó en vivo dirigida por José María de Tavira, él leyendo la partitura, lo cual forma parte de los valores de producción que se vienen gestando en el cine.

La cinta está construida de reflejos, la casa está llena de espejos, de vidrios, de superficies pulidas que hacen que siempre haya alguien más, está el personaje pero siempre hay alguien más observando.

Lo cual, acompañado del trabajo de Santiago Sánchez, en la fotografía, la música de Enrico Chapela, la decoración de Sandra Cabreada hacen que la película tenga mucho más que ofrecer, y les va a dar una grata sorpresa.

Comentarios