Perder ganando

- Publicidad -

En la política mexicana, una de las condiciones del éxito es estar con el campeón, apostarle al bueno, salir en la foto con el caudillo. Así ha pasado siempre y nunca falló, hasta el 1ero de julio pasado. Cuando mucha gente salió a votar, se les volteó el chirrión por el palito.

Comentarios