Peña Nieto abre la posibilidad de concesionar aguas protegidas a entes privados

La polémica por una presunta privatización del agua en México ha crecido en redes sociales en los últimos días. La Conagua niega que se trate de eso

- Publicidad -

El 05 de junio pasado, la Administración de Enrique Peña Nieto decretó la eliminación de la protección sobre grandes cuencas hídricas del país lo cual, si bien no representa una privatización como tal, sí abre la posibilidad de que el uso de esa agua sea explotado por agentes privados.

El decreto convierte las zonas de veda (en las que la extracción de agua está casi completamente restringida), en zonas de reserva (en las que se permite, de manera limitada, la explotación, uso o aprovechamiento del agua, incluso por parte de privados, si las autoridades lo consideran “de utilidad pública”).

Lo anterior, cede a la Conagua (Comisión Nacional del Agua) la posibilidad de otorgar concesiones de uso de este recurso a compañías de diversos sectores, entre ellos la minería, la fracturación hidráulica (fracking), la industria refresquera o la generación de energía hidroeléctrica.

La medida supone cambiar la catalogación de casi 300 de las 757 cuencas de México.

De acuerdo al diario La Jornada, más de la mitad de los lagos y ríos de México resultarán afectados con la medida.

Tanto la Conagua como la organización ambientalista World Wildlife Fund, respaldaron el decreto presidencial.

La WWF emitió un comunicado en el que refiere que el decreto:

“Establece reservas de agua que garantizan la disponibilidad de este recurso para la población y la naturaleza durante los próximos 50 años”.

La organización asegura que esta medida representa una visión a futuro, al plantear “un camino sustentable para estas cuencas, que evitará la grave sobrexplotación, contaminación y escasez que vivimos en otros muchos ríos del país”.

Mientras que la Conagua, también a través de un comunicado, niega que la medida suponga la privatización del agua.

“Por el contrario, permitirá preservar el medioambiente y garantizar el agua para el consumo humano de 18 millones de habitantes que aún no nacen, en una proyección de 50 años”.

Hasta el momento, se ha postergado cualquier declaración por parte del organismo, pero se prevé que este martes, expliquen lo aprobado en rueda de prensa.

“Con las medidas adoptadas, México supera en 12% las recomendaciones internacionales en cuanto al volumen de agua asociado a caudal ecológico. Estamos siendo más previsores ambientalmente que países del primer mundo”, concluye Conagua.

Mientras son peras o manzanas, las redes sociales se han incendiado con el tema, asegurando que cuando la selección mexicana de futbol obtenía el triunfo ante Alemania en el Mundial que se celebra en Rusia, el presidente Peña Nieto aprovechaba para privatizar el agua.

Comentarios