Peña aumentó deuda en 46 por ciento

Gastó un billón 823 mil millones de pesos más de lo estimado al inicio de su Administración

- Publicidad -

La Administración del expresidente Enrique Peña Nieto subestimó sus ingresos y gastó más de lo presupuestado.

En su sexenio, la deuda pública aumentó 46 por ciento, según cifras que reveló el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

Al inició de su Gobierno, cada mexicano debía 37 mil 837 pesos y seis años después subió a 66 mil 020 pesos, con base en un estudio sobre la Cuenta Pública del Gobierno federal de 2013 a 2018.

El análisis señala que el sexenio del priista gastó en total un billón 823 mil millones de pesos adicionales a lo previsto inicialmente, es decir, un alza de 9.0 por ciento.

De acuerdo con las buenas prácticas internacionales, una variación aceptable en el gasto es de más/menos 5.0 por ciento.

Originalmente esperaba gastar 20.7 billones de pesos, pero terminó erogando 22.5 billones de pesos.

Afirma el estudio que “no existió un contrapeso efectivo al Poder Ejecutivo que revisara las variaciones al presupuesto y las ampliaciones al gasto”.

IMCO dijo que el Gobierno subestimó sus ingresos de manera sistemática, ya que en el periodo 2013-2018 tuvo un total de ingresos excedentes de dos billones 338 mil millones de pesos, con un promedio en el sexenio de 11 por ciento entre lo recaudado y lo estimado.

Comparó que este excedente equivale al saldo de la deuda conjunta de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Las variaciones en los montos recaudados del sexenio anterior reflejan una deficiente estimación de los ingresos y en algunos casos, el uso discrecional de los mismos, refirió.

De acuerdo al IMCO, la deuda adquirida por el Ejecutivo de 2013 a 2018 fue de dos billones 930 mil millones de pesos.

En diciembre de 2012, el saldo de la deuda del Gobierno federal era de cuatro billones 452 mil 986.5 millones de pesos y representó el 27.8 por ciento del PIB.

Y para diciembre de 2018, esta ascendía a ocho billones 315 mil 863.8 millones de pesos, un 35.3 por ciento del PIB.

A pesar del gasto excedente, el Ejecutivo dejó de ejercer 149 mil millones de pesos en inversión pública, un 25 por ciento menos.

Por su parte, los fondos destinados al Ramo 23 entre 2013 y 2018 tuvo a su disposición 757 mil millones de pesos, pero terminó ejerciendo un gasto de un billón 371 mil millones de pesos, un variación del 81 por ciento.

(Con información de Milenio)

Comentarios