Con Peña, en 3 estados aumentaron homicidios entre 200 y 400%

A pesar de desplegar mayor número de efectivos militares y más recursos económicos

- Publicidad -

En el sexenio de Enrique Peña Nieto los homicidios dolosos aumentaron en 25 estados respecto a los índices registrados durante el mandato de su antecesor Felipe Calderón.

Según datos de del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), los casos más alarmantes de crecimiento de la violencia se dieron en entidades que históricamente mantenían bajos niveles de criminalidad.

Por ejemplo, en Baja California Sur, Colima, Zacatecas y Guanajuato las muertes violentas se desbordaron con la llegada de grupos criminales que se disputan el trasiego y el mercado de drogas, aunado a los delitos conexos como el huachicoleo, la extorsión y el secuestro.

A pesar de que existió un mayor despliegue de fuerza militar, no se logró erradicar la inseguridad en los puntos más conflictivos del país.

Durante el sexenio del panista Felipe Calderón, los efectivos destinados para combatir el crimen organizado fueron en un promedio anual 48 mil 500 soldados, y pasó en este sexenio a 56 mil militares.

Además, el presupuesto ejercido para funciones de “Justicia, Seguridad Nacional y Asuntos de Orden Público y Seguridad Nacional Interior” también creció 549 mil millones de pesos con respecto al sexenio pasado.

A pesar de lo anterior, los homicidios dolosos registran niveles históricos en la mayoría de las entidades.

Baja California Sur registra un incremento de 478.5 por ciento de este delito con respecto al sexenio que inició la “Guerra contra el narco”, pues pasó de tener 205 muertes violentas a registrar 1 mil 186 víctimas en el Gobierno de Peña.

Lo cual representa un incremento de 981 asesinatos de una administración a otra. Esto ocurrió durante las gubernaturas de los panistas Marcos Covarrubias y Carlos Mendoza, el actual mandatario.

En Colima los homicidios dolosos pasaron de 634 a 2 mil 211 casos, un aumento de 248.7 por ciento.

Incluso Estados Unidos incluyó al estado en la alerta de viajes y la calificó con el nivel 4, el de máxima violencia, similar a países en guerra como Siria.

Los gobernadores durante este periodo fueron los priistas Mariano Anguiano, Ramón Pérez (interino) y el actual, José Ignacio Peralta.

De esta forma, Colima ocupa el primer lugar nacional de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes en los últimos años. En 2016 se cometieron 524 asesinatos, mientras que en 2017 ascendió a 700.

Zacatecas registró 2 mil 11 muertes violentas este sexenio que termina, un incremento de 1 mil 385 homicidios dolosos, lo cual representa un aumento de 221.2 respecto al calderonismo.

La llegada de grupos delictivos a la entidad ocasionó que entre diciembre de 2012 y abril de 2015 se cometieran más asesinatos que el sexenio anterior, sin embargo solo fue el inicio de una ola de violencia que aumentó, pues entre 2016 y octubre de 2018 se cometieron 1 mil 473 homicidios.

Este incremento homicida ocurrió bajo las administraciones de los priistas Miguel Alonso Reyes y el actual, Alejandro Tello.

Por su parte, Guanajuato registró al aparición de grupos dedicados al robo de combustible y el cobro de derecho de piso a negocios, lo cual elevó el número de ejecuciones.

En casi seis años fueron asesinadas 6 mil 490 personas en la entidad, una cifra 140.8 por ciento mayor que los 2 mil 695 delitos denunciados entre diciembre de 2006 y noviembre de 2011.

Ahí gobernó el panista Miguel Márquez Márquez entre 2012 y  2018, actualmente está a cargo Diego Sinhué Rodríguez, también de Acción Nacional.

De esta forma, en Guanajuato aumentó 3 mil 795 el número de asesinatos de un sexenio a otro; en tanto que en Baja California aumentó 3 mil 726 homicidios; Estado de México 3 mil 645 más y Guerrero tuvo 3 mil 165 muertes violentas extra.

Las entidades que disminuyeron sus índices de violencia de un sexenio a otro fueron Chihuahua, Nuevo León y Coahuila.

(Con información de Milenio)

Comentarios