Pedro Sánchez aboga por los ‘coronabonos’ y no es el único en Alemania

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español. Foto: Borja Puig de la Bellacasa / LA MONCLOA / AFP
- Publicidad -

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, insiste en el recurso a un endeudamiento común europeo para enfrentar la crisis del coronavirus en una tribuna publicada el domingo en Alemania, donde empiezan a surgir críticas al gobierno por su oposición a los “coronabonos”.

“Es hora de mutualizar la deuda”, dice Sánchez en las columnas del diario Frankfurter Allgemeine Zeitung, llevando el debate a la plaza pública en un país cuyo gobierno ha rechazado de plano esta idea. Pero varios editoriales en Alemania critican esta intransigencia.

“Es el momento de actuar solidariamente, creando un nuevo mecanismo de mutualización de la deuda, actuando en bloque para comprar productos sanitarios de primera necesidad, estableciendo estrategias coordinadas de ciberseguridad y preparando un gran plan de choque para que la recuperación del continente sea rápida y sólida”, escribe el presidente del gobierno español.

Actuar juntos significaría que “no hay una brecha entre el norte y el sur”, insiste el político español.

Italia y España, apoyados por Francia y otros seis países de la Unión Europea, piden la emisión de deuda europea, denominada “coronabonos”  para financiar la recuperación tras la crisis sanitaria y económica que está provocando la pandemia.

“O el virus mata a Europa o Europa mata al virus. Es a nosotros de decidir”, dijo la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, en una entrevista a varios diarios regionales del este de Francia para reclamar la solidaridad de los 27.

Alemania y Holanda rechazan contraer un préstamo en común que les obligaría a asumir la deuda de países del sur que no tienen el mismo rigor financiero que ellos. Pero su posición es rebatida por un editorial del influyente semanario Der Spiegel.

“No hay alternativa a los coronabonos en la crisis”, dice Der Spiegel, que acusa a Alemania de “falta de solidaridad, siendo mezquina y cobarde”.

Esta deuda encarecería el tipo de interés al que pide prestado Alemania mientras rebajaría el de Italia pero “Berlín puede permitírselo”, prosigue Der Spiegel.

“Roma, en cambio, pronto se verá en la incapacidad de acudir sola a los mercados de capitales porque los intereses son demasiado altos”, añadió el editorial.

“Y ahora, todos para uno”, escribe Cersti Gammelin en el Suddeutsche Zeitung, reprochando al gobierno de desoír los consejos de los economistas. Para la periodista, está en juego el futuro de la moneda única: “si el veto alemán (a los coronabonos) gana, la grave crisis en Italia podría hacer estallar al euro”.

(AFP)

Comentarios