Padres de los 43 advierten que el Gobierno quiere cerrar el caso

Aseguran que la Administración actual teme que el Gobierno entrante sí llegue al fondo del asunto

- Publicidad -

Familiares y defensores legales de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, advirtieron que el Gobierno actual quiere cerrar el caso ante la posibilidad de alternancia en la próxima Administración.

“Estos señores saben que su gobierno corrupto ya se va y tienen miedo de que el próximo gobierno sí quiera llegar a donde tope en nuestro caso. Por eso quieren cerrar cada línea haciendo como que investigan”, dijo Emiliano Navarrete, padre de José Ángel, durante la audiencia de oficio por el caso Ayotzinapa, realizada en el 168 periodo de sesiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La representación legal de las familias explicó que a esta conclusión llegaron, una vez que analizaron cuatro señales: el rechazo del Gobierno federal al informe de la ONU, que documentó tortura a presuntos responsables fundamentales para la teoría oficial; la filtración y tergiversación de mensajes de presuntos involucrados -proporcionados por la DEA- con el propósito de exculpar a funcionarios estatales y federales; el fracaso de la PGR por su deficiencia al fincar nuevas acusaciones; y el rechazo a cumplir el diagnóstico psicosocial de las víctimas.

Los familiares de los 43 jóvenes, pidieron a los comisionados que el próximo informe de la CIDH sobre el caso se presente en México.

Por su parte, el comisionado Ernesto Vargas, expresó su preocupación por las descalificaciones contra Jan Jařab, representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU-DH, e instruyó a atender lo señalado en el informe de la ONU respecto a que los implicados en el caso fueron torturados por las autoridades.

También la comisionada Flávia Piovesan externó sus dudas sobre la independencia que tienen las instituciones encargadas de investigar la tortura y destacó la pericia de la ONU en estos temas.

Los representantes de las víctimas exigieron respeto al trabajo de la ONU en México y señalaron que el documento circulado por el Estado, unas horas antes de la audiencia, tiene señalamientos propios de un gobierno autoritario.

La CIDH anunció que en breve presentará un balance del trabajo del Mecanismo Especial de Seguimiento. 

Comentarios