Pactan acuerdo comercial México y Estados Unidos

Falta afinar detalles con Canadá

AFP PHOTO / Mandel NGAN
- Publicidad -

A través de una llamada telefónica hecha pública por el equipo del presidente estadounidense Donald Trump, la mañana de este lunes se dio a conocer el avance en la negociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), el cual hasta el momento ha sido un acuerdo entre México y su más próximo vecino del norte. Canadá está en suspenso.

Incluso, en la llamada entre Trump y Enrique Peña Nieto, el neoyorquino dijo que nombrarán  a ese pacto el Acuerdo Comercial Estados Unidos-México, deshaciéndose del nombre Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“Solían llamarlo TLCAN. Vamos a llamarlo acuerdo comercial entre Estados Unidos y México. Nos libraremos del nombre TLCAN”, dijo Trump esta mañana desde la Oficina Oval de la Casa Blanca.

El magnate agregó que si Canadá tiene disposición, será considerado en el acuerdo mientras que México hizo votos porque así sea.

“He hablado con el Presidente @realDonaldTrump. México y Estados Unidos han alcanzado un entendimiento comercial. Deseamos la reincorporación de Canadá a las pláticas para lograr una exitosa negociación trilateral del TLCAN esta misma semana”, tuiteó el mandatario mexicano posteriormente.

Mientras tanto, Trump y Peña Nieto celebraron el entendimiento.

Trump agradeció tanto al equipo de Peña Nieto como al del presidente electo Andrés Manuel López Obrador y celebró que tanto la industria automotriz como los agricultores de su país estarán contentos con las nuevas determinaciones.

El mandatario gringo dijo que México ha prometido empezar a comprar inmediatamente todos los productos agrícolas que sean posibles, lo cual podría contrariar el compromiso de López Obrador de darles de comer a quienes nos dan de comer: los trabajadores del campo.

Sin embargo, el acuerdo ya recibió el aval del próximo Gobierno mexicano, pues apenas terminado el anuncio hecho por Trump y Peña Nieto, Marcelo Ebrard, del equipo del tabasqueño, expresó que ven como buenos ojos el avance que hubo, pues recoge las principales preocupaciones planteadas por el Presidente electo.

“Especialmente”, dijo el futuro canciller mexicano, “las relativas al sector energético mexicano, las condiciones laborales y salariales de nuestros trabajadores y el mantenimiento de los espacios trilaterales para la solución de controversias”.

A este respecto, cabe señalar que entre los acuerdos, destaca el del sector automotriz, en el que se establece que el 75 por ciento del contenido de los automóviles sea fabricado en los países que integran el Tratado por encima del actual 62.5 por ciento.

También, pide que el 40 por ciento del contenido de los autos sea hecho por trabajadores que ganen salarios elevados por hora.

Esto significa que los componentes deberán de producirse en lugares donde el salario mínimo tenga un umbral mucho más alto de lo actual, lo cual beneficiará a Estados Unidos y Canadá, dejando de lado a México hasta que se incremente la paga a trabajadores.

No obstante, no se precisó lo que deberán ganar.

En conferencia de prensa celebrada más tarde, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, explicó que para la industria agroindustrial, se descartaron cualquier tipo de reglas de estacionalidad, que pretendían que México solo pudiera exportar en temporadas específicas.

También dijo que se crearon nuevas cuotas de intercambio para productos como carne de res y puerco.

En todo este asunto llamó la atención que Peña Nieto propuso a Trump hacer un brindis con tequila para celebrar el entendimiento, cuando este ni siquiera consume bebidas alcohólicas, es decir que es mamarracho innato. 

(Con información de El Universal y Reforma)

Comentarios