Ordenan liberar cuentas de exgobernador de Nayarit señalado por narco y corrupción

- Publicidad -

El exgobernador de Nayarit, Roberto Sandoval puede disponer del dinero que hay en sus cuentas bancarias.

Lo anterior, luego de que el Juzgado Tercero de Distrito en Materia Administrativa le concediera la suspensión provisional en el amparo promovido por él y su familia contra la orden de bloqueo, dictada por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), luego de que en mayo pasado Estados Unidos señalara al exmandatario estatal por corrupción y colaborar con el narcotráfico.

“Se concede la suspensión provisional para el efecto de que las autoridades responsables levanten el bloqueo de las cuentas señaladas, a fin de que los quejosos dispongan de los recursos en ellas contenidos”, ordena el fallo.

Sandoval Castañeda promovió el amparo para liberar sus cuentas bancarias el 03 de junio pasado, una a título personal, una por sus empresas y otra por una asociación civil denominada “RIE” ubicada en Tepic.

No obstante, no será sino hasta el próximo 01 de julio cuando el juez defina si concede finalmente la suspensión.

La cual podría ser negada si la UIF acredita alguna solicitud de Estados Unidos.

Por lo pronto, en Nayarit, la Fiscalía General de Justicia mantiene abierta la investigación en contra del exgobernador priista, por el presunto desvío de recursos del erario público, abuso de poder y cohecho.

Además, se presume que la dependencia judicial mantiene el aseguramiento de bienes al exmandatario, entre los que destacan dos en el ejido La Cantera, en Tepic, cinco viviendas en Tepic, tres ranchos en Aután municipio de San Blas y una residencia en el municipio de Zapopan, Jalisco.

Sandoval, que gobernó Nayarit de 2011 a 2017, fue designado por el Departamento del Tesoro e incluido en una lista de personas cuyos bienes en Estados Unidos están congelados, pero se ignora si hubo una petición expresa de colaboración al Gobierno mexicano para bloquear bienes en nuestro país.

La designación de Sandoval y su familia fue un acto administrativo, es decir, no hay acusación penal en su contra en Estados Unidos.

(Con información de Milenio y Reforma)

Comentarios