EL “OPORTUNO” VIAJE DE AMLO A SUDAMÉRICA

- Publicidad -

La gira de López Obrador por Chile y Ecuador siempre resultó extraña y sorpresiva, por no decir que fuera de lugar.

¿Qué interés y qué importancia pueden tener estos dos países en el destino nacional o en la balanza electoral para alguien que aspira convertirse en Presidente de México?

De acuerdo a la versión difundida por la oficina de prensa del tabasqueño, la visita a la Presidenta de Chile, Michel Bachelet, y al Primer Mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno, tuvo como finalidad presentar su proyecto de nación.

Muy bien, ¿y luego? ¿Aparte de desearle buena suerte, qué otra cosa pudieron haberle dicho los jefes de Estado al eterno candidato?

El viaje de Andrés Manuel tiene la apariencia de haber sido preparado a toda prisa. El empresario Alfonso Romo, encargado de promover su candidatura, debe haber explorado distintas opciones y lo que logró, en ese bomberazo, fueron esas dos citas.

Prueba de ello es que la atareada Bachelet solo pudo, por cortesía, recibirlo durante 15 minutos.

La verdad es que López Obrador voló hasta Chile y Ecuador para alejarse de Tláhuac. De haber podido, se habría ido a la India o a Sudáfrica, o al mismo Polo Norte.

AMLO comenzó a preparar su periplo a partir de que la Marina ejecutó al narcomenudista Felipe de Jesús Pérez Luna, alias El Ojos y los medios empezaron a denunciar los estrechos vínculos del delincuente con el delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado, del partido MORENA.

La secuencia es la siguiente: el 20 de julio el jefe del cártel de Tláhuac cae abatido. Ocho días después, López Obrador defiende a Salgado, dice que al delegado no le toca combatir al crimen organizado y acusa guerra sucia en contra de él  y de su partido. Ese mismo día, anuncia que viajará a Sudamérica y casualmente se ausenta durante la semana en que el funcionario comparece en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México y los diputados deciden iniciar el procedimiento para destituirlo.

Contrario a su costumbre y con el pretexto de estar fuera del país, el dueño de MORENA, ha evitado seguir defendiendo a su amigo el delegado quien cuenta con un largo historial delincuencial relacionado con linchamientos, extorsiones, asesinatos, prostitución y venta de drogas.

¿Va salir en su defensa o, como en el caso Eva Cadena, también lo dejará morir solo para evitar mancharse?

Comentarios