ONU reclama al gobierno investigación independiente por espionaje con Pegasus

A Expertos de Naciones Unidas les parece incongruente que las mismas autoridades que poseen el software de espionaje, sean los encargados en averiguar si cometió algún delito en su uso.

- Publicidad -

A través de una petición al gobierno de Enrique Peña Nieto, expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) exigieron que se realice una investigación transparente, independiente e imparcial sobre las denuncias de la presunta utilización de spyware para espiar a defensores de derechos humanos, activistas y periodistas”

Encabezados por el relator especial sobre defensores humanos Michel Frost, además de Houria Es-Slami, relatora sobre desapariciones forzadas; David Kayne, relator sobre la protección del derecho a la libertad de opinión; y Joseph Cannataci, relator sobre el derecho a la privacidad, aclararon que el espionaje gubernamental genera un ambiente hostil y de falta de protección tanto para periodistas como activistas.

Los expertos aseguran que este tipo de denuncias en contra del gobierno “representan una seria vulneración de los derechos a la privacidad, a la libertad de opinión y expresión, y a la libertad de asociación, son altamente preocupantes y dan cuenta del entorno hostil y de desprotección que enfrentan defensores de derechos humanos, activistas sociales y periodistas en México.”

Dadas las circunstancias, Frost y su equipo demandan a las autoridades en nuestro país que garanticen las condiciones necesarias para que se pueda realizar una investigación transparente e independiente, ya que “la posible implicación en la compra y el uso de ‘Pegasus’ de las mismas autoridades que ahora se encuentran a cargo de conducir la investigación es motivo de preocupación”.

Además, recomendaron que los propios individuos que han sido víctimas del espionaje gubernamental, como la periodista Carmen Aristegui o el activista Juan Pardinas, tengan participación en las pesquisas y se revelen públicamente los resultados de las mismas.

Por último, hicieron un llamado a que se dé un fin a las investigaciones y monitoreos de este tipo con programas como Pegasus, y se realicen controles efectivos sobre los servicios de seguridad e inteligencia, de manera que no se le pueda dar un uso ilegítimo a este tipo de tecnología.

Gracias al trabajo de a la investigadora canadiense Citizen Lab de la Universidad de Toronto es que hoy se sabe que diversos celulares de activistas y periodistas fueron intervenidos entre 2015 y 2016, por el software adquirido por el gobierno siendo los objetivos personas involucradas en casos de corrupción y violaciones de derechos humanos, que al parecer incomodaron a más de uno dentro del gobierno peñista.

(Con información de Milenio)

Comentarios