ONU pide frenar con “urgencia” la obesidad y el hambre en América Latina

- Publicidad -

Las agencias especializadas de la ONU lanzaron este martes un llamado “urgente” para frenar el aumento de la obesidad en los adultos y de la desnutrición en América Latina y el Caribe.

“De 1975 a hoy se ha triplicado la obesidad. Hoy uno de cada cuatro adultos vive con obesidad, en una región donde el hambre ha vuelto a crecer y afecta a 42,5 millones de personas”, advierte el informe anual de Naciones Unidas sobre la seguridad alimentaria y la nutrición 2019.

El llamado a frenar ese fenómeno ha sido firmado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), cuya sede se encuentra en Roma, así como por la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP).

Para las agencias de la ONU es necesario promover una alimentación adecuada, programas de alimentación escolar y la regulación de la publicidad y de la comercialización de alimentos.

También piden mayor control de la calidad de los alimentos que se comercializan en la calle, y de la composición de algunos productos para garantizar su aporte nutricional.

Según el informe, la obesidad en adultos afecta sobre todo a los habitantes del Caribe, donde el porcentaje se cuadruplicó.

“Pasó de 6% en 1975 a 25% y afecta a 6,6 millones de personas”, subraya el documento.

Los datos para el conjunto de la región también son alarmantes.

“El aumento de la obesidad es explosivo,  afecta al 24% de la población regional, unos 105 millones de personas, prácticamente el doble del nivel global de 13,2%”, advierten las agencias de la ONU.

El fenómeno “no solo tiene enormes costos económicos, sino que amenaza la vida de cientos de miles de personas”, explicó Julio Berdegué, representante de la FAO para esa región.

Según los datos de la ONU, en América Latina y el Caribe cada año mueren 600 mil personas debido a enfermedades relacionadas con la mala alimentación, como diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

En América Latina y el Caribe el sobrepeso afecta al 59,5% de los adultos, cerca de 262 millones de personas, mientras que a nivel global la tasa es de 39,1%, mucho menor.

Las agencias denunciaron también “el aumento preocupante del hambre”, que ha vuelto a crecer en la región con 4,5 millones de personas más.

“En 2018 llegaron a sumar 42,5 millones, la cifra más alta de la última década”, recalcó el informe.

El fenómeno se ha acelerado debido, entre otros factores, a la venta de productos ultraprocesados, lo que incrementa la exposición de la población a cantidades excesivas de azúcar, sodio y grasas.

“El consumo de comida rápida creció casi de un 40%. En América Latina y el Caribe, demasiados niños y niñas comen muy poca comida saludable y demasiada comida procesada”, lamentó Bernt Aasen, director regional de UNICEF para América Latina y el Caribe.

“Casi 1 de cada 5 niños y niñas menores de 5 años están desnutridos o tiene sobrepeso, lo que les impide crecer bien. Es una tarea de todos que la comida saludable esté disponible y sea asequible para todas las familias, especialmente las más vulnerables”, recalca el documento.

“Para los pobres resulta hoy en día más caro comer sano que comer mal”, lamentan los expertos que piden a las autoridades promover alimentos saludables.

(AFP)

Comentarios