A ojo de buen cubero, Semar descarta daños por derrame de Grupo México

Según la Secretaría de Marina no existieron daños estructurales por corrosión ni restos de los tres mil litros de ácido sulfúrico derramados en el mar de Cortés

- Publicidad -

La Secretaría de Marina (Semar) descartó que tras el derrame de ácido sulfúrico en la Terminal Marítima de Guaymas, Sonora, que pertenece a Grupo México, se hayan presentado daños ambientales.

El departamento de protección al medio ambiente marino levantó un acta de verificación con dicha resolución tras la inspección del área de embarque de la sustancia química, así como del tanque que presentó la falla, la cual se efectuó el día del accidente.

En el documento se determinó que en el área “no existen daños estructurales causados por la corrosión de ácido o que evidencien derrames de esta sustancia química; además, no se percibieron manchas o restos de ácido sulfúrico dispersos o vertiéndose al mar o en sus inmediaciones”.

También informa que “no se detectaron evidencias de daños ambientales alrededor, ni en el punto del incidente”.

Por su parte, el ingeniero David Huerta, gerente de la compañía minera, declaró que con la aplicación de bicarbonato de sodio y un tapón de esa sustancia en el punto de vertimiento se levantaron 280 kilogramos de material neutralizado, el cual se almacenó en contenedores.

Y asentó en una acta que “en ningún momento el ácido sulfúrico tocó tierras, arenas o arcillas naturales, quedando en el piso de concreto”.

El personal de la Cuarta Región Naval que acudió en apoyo y evaluación de la situación determinó no activar el protocolo del Organismo Local de Contingencias, ya que la cantidad vertida al mar fue diluida por la diferencia de volumen.

Sin embargo, la determinación final de la Semar sobre la ausencia de evidencias visibles de daño ambiental está a reserva de los resultados que arrojen los análisis y medidas de mitigación establecidos por la autoridad ambiental.

En tanto, el Congreso de la Unión exigió al Gobierno federal una investigación sobre las causas del derrame en el mar de Cortés, y pidió sancionar a los responsables, así como resarcir los daños.

A través de un punto de acuerdo, los legisladores solicitan a la Semarnat, Cofepris y la Profepa que, de manera urgente atiendan el derrame y apliquen estudios que descarten riesgos a la salud y a los ecosistemas y que se deslinden responsabilidades.

La senadora Nancy de la Sierra Arámburo del PT, dijo que no se puede permitir ni pasar por alto accidentes ocasionados por la negligencia de empresas como Grupo México.

Recalcó que “esta no es la primera vez. La empresa tiene un alto registro de 22 accidentes ambientales en los últimos años y en este es el segundo. Es inadmisible y no debe quedar impune”.

(Con información de Reforma)

Comentarios