Ofrece Segob a mujeres acompañamiento y destrabar casos

17 de septiembre de 2020.-Madres de hijos desaparecidos o víctimas de delitos sexuales que no pudieron entrar a la reunión con Olga Sánchez Cordero, en la Secretaría de Gobernación, cerraron la calle buscando ser escuchadas
- Publicidad -

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se reunió este jueves por segunda ocasión con mujeres encabezadas por Yesenia Zamudio que tienen tomada la sede alterna de la CNDH en la Ciudad de México.

En el encuentro, la funcionaria se comprometió a dar acompañamiento a las mujeres en su búsqueda de justicia y buscar destrabar sus casos, no obstante que, advirtió, no son Ministerios Públicos ni están en los tribunales.

“Las acompañamos. No queremos comprometernos a algo que no podamos hacer específicamente, no somos agentes del Ministerio Público, no somos procuradurías y fiscalías, ni estamos en los tribunales”, afirmó Sánchez Cordero en la reunión privada celebrada en las oficinas de la dependencia que encabeza.

“Pero lo que sí podemos hacer, lo que estamos aquí para ayudarlas es para acompañarlas para destrabar algunas cuestiones ante estas instancias de procuración e impartición de justicia que se les empiezan a complicar, para ayudarles y acompañarlas a destrabarlas”, añadió.

La ministra en retiro aseveró que el acompañamiento que dará significará un “antes y un después” y se hará a través de la Conavim, la CNB, el Inmujeres y la Unidad de Apoyo al Sistema de Justicia.

La funcionaria aseguró que comprende el enojo de las mujeres y lamentó que en muchas ocasiones las revictimicen las propias autoridades al momento de denunciar los delitos.

“Esta Secretaría de Gobernación está tomando cartas en el asunto, las va a acompañar en sus legítimas demandas, somos empáticas con esto”, añadió Sánchez Cordero frente a la presidenta de la CNDH, Rosario Piedra, quien en esta ocasión sí se hizo presente.

Por otro lado, Sánchez Cordero urgió a las instancias de procuración e impartición de justicia a romper con los pactos de silencio y las “cofradías” ante los casos de violencia de género para garantizar investigaciones adecuadas y evitar que se proteja a violentadores.

(Con información de Reforma)

Comentarios