Ocupan mañanera para hablar de montaje de 2005

Usuarios de redes sociales critican la medida y demandan al Gobierno que en lugar de chismes, mejor se ponga a trabajar

Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación; Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud y Jenaro Villamil, presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano
- Publicidad -

Lo prometido es deuda. Hoy el Presidente Andrés Manuel López Obrador utilizó el espacio matutino de su conferencia para hablar sobre el montaje en torno a la detención de la francesa Florence Cassez y su pareja Israel Vallarta, acusados de secuestro en el año 2005.

Aunque fueron varios los noticiarios que transmitieron el supuesto operativo, se limitó a referirse al de Carlos Loret de Mola, quién en ese entonces trabajaba para Televisa. 

El Mandatario consideró que había una “asociación estrecha y hasta delictuosa” entre el poder político y los medios de información durante el periodo neoliberal y aseguró que ahora hay total libertad de expresión. 

Se dejaba en estado de indefensión al pueblo, se podía manipular con absoluta libertad, ya se está viviendo un nuevo tiempo, ya son distintas las relaciones que se dan con los medios, de mucho respeto, se garantizan las libertades, no hay censura, no hay represión a los medios, no se persigue a opositores, pero ya no se da esta relación perversa”, afirmó López, quien aludió directamente al ex secretario de Seguridad, Genaro García Luna, detenido en Estados Unidos por señalamientos de vínculos con el narcotráfico. 

El Mandatario cedió la palabra a dos de sus funcionarios, quienes se encargaron de desmenuzar el caso del montaje y de relacionarlo con la acusación de la vacuna anti COVID no aplicada a un adulto mayor en CDMX. 

El presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, Jenaro Villamil, calificó el montaje como un engaño abierto y crudo a los mexicanos y dijo que dejó escuela porque la historia se repite. 

“Hay más allá de una violación al debido proceso, hay muchas cosas, es un engaño abierto y crudo a los mexicanos y desgraciadamente dejó escuela, porque hay muchos que repiten esta escuela, la impunidad que genera el mentir, el fabricar una realidad en la pantalla televisiva o en la radio con fines de rating es muy grave.

“Porque ahora también lo están haciendo en redes sociales, como lo mencionó el Presidente en el caso de este señor que finalmente sí recibió una vacuna, pero se armó o se editó el fragmento de un vídeo que circuló redes sociales para hacer creer que hay una vacunación falsa en algunos casos”, comentó.

Villamil cito también los casos de la niña Frida Sofía, presuntamente atrapada entre los escombros en el Colegio Rébsamen en el sismo de 2017, y la muerte de la niña Paulette Gebara Farah en el Edomex.

Por su parte, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, retomó la situación de Israel Vallarta, quien, dijo, está acusado por otros dos delitos de secuestro (lo cual negó, molesto por la declaración, el hermano de Vallarta, en transmisión con la periodista Carmen Aristegui) y no tiene sentencia desde 2005. 

“Ya estamos haciendo esta investigación, si esas otras dos causas penales, de otros dos secuestros diferentes a estos realmente también tienen un problema de montaje, de significación ajena a la realidad y eso es lo que estamos investigando”, informó al Presidente.

“Este es un caso muy importante porque desde el 2005 que ustedes vieron que fueron detenidos, el 08 de diciembre de 2005, y estamos en abril del 2021, no hay todavía una sentencia, es una violación gravísima también a un proceso legal porque cuántos años tiene ya este proceso, entonces yo creo que también sería importante que los jueces realmente cumplieran con el principio constitucional de una justicia expedita”.

La funcionaria fue interrumpida varias veces por el Presidente López Obrador, quien le pedía que agregara información, como la relacionada con el narcotraficante Rafael Caro Quintero, quien estuvo años en prisión sin sentencia alguna. 

El Mandatario dijo que revisará la actuación que tuvo la productora Azucena Pimentel en el montaje del caso Cassez, ya que trabajaba en el programa Primero Noticias”, y actualmente labora en el área de comunicación de Presidencia.

Si ella está involucrada en ese asunto, no puede ya seguir trabajando en el gobierno de nosotros, hay que pedirle nada más que explique cuál es su situación. Jesús va a informar sobre esto”, dijo el tabasqueño. 

Cabe destacar que, durante la transmisión en vivo de la conferencia matutina, cientos de mensajes de usuarios de redes sociales se publicaron criticando la acción de explicar el montaje. 

Exigieron al Gobierno federal que se ponga a trabajar y afirmaron que el Presidente le tiene miedo al periodista Carlos Loret por lo que a través de la nueva plataforma para la que labora ha evidenciado y cuestionaron si esas herramientas tiene que utilizar para no quedar mal en la contienda electoral. 

Comentarios