Nuevo socavón evidencia a otro funcionario de la SCT

Un hoyo en una carretera estatal de Oaxaca exhibe actos de corrupción en materia de infraestructura.

- Publicidad -

Tras la aparición de un nuevo socavón, ahora en la carretera estatal Pinotepa Nacional-Corralero, en Oaxaca, Alejandro Fernández Campillo, director de Conservación de Carreteras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), quedó completamente exhibido pues no sólo se le responsabiliza del agujero, sino también ha quedado en evidencia las acusaciones en su contra sobre corrupción y anomalías en su desempeño de la función pública.

Desde que Fernández Campillo trabajó como coordinador de Desarrollo Turístico en el Valle de Teotihuacán de 2000 a 2009 y como director de Desarrollo Urbano en Huixquilucan de 2010 a 2012 (ambos puestos bajo las órdenes de Alfredo del Mazo), fue señalado de incumplir en los proyectos que tenía a su cargo.

Durante su trabajo en Teotihuacán fue responsable del proyecto de iluminación en las Pirámides, que terminó provocando daños a la estructura arqueológica y tuvo que ser suspendido.

Cuando estuvo en Huixquilucan, los propios colonos de Tecamachalco e Interlomas lo acusaron de haber autorizado desarrollos sin cumplir con las normas urbanas.

Encima de todo, los vecinos solicitaron que fuera suspendido del puesto, ya que el funcionario no cuenta con cédula profesional.

Sin embargo, las acusaciones no terminan ahí: en 2016, se le acusó por parte de constructores oaxaqueños de cancelar la licitación de nueve obras públicas con un valor de 48.8 millones de pesos que fueron después entregadas a otras compañías ligadas a él y al delegado de Comunicaciones y Transportes en Oaxaca, Hector Armando Castañeda.

Fue en este proyecto donde se incluía la reconstrucción de la carretera Pinotepa Nacional-Corralero, donde el viernes pasado se abrió un socavón tras la caída de un camión pesado.

El vehículo tuvo que ser retirado con grúas, mientras que la obra quedó suspendida mientras el tramo es reparado y se realizan las investigaciones pertinentes.

La SCT otorgó estas obras el pasado 5 de enero a tres empresas, una de ellas Aracena Construcciones de Jorge Aroche, quien casualmente es el papá de Alejandro Aroche, actualmente subsecretario de Planeación y Programación de la Secretaría de Infraestructura (Sinfra) del Estado de Oaxaca.

(Con información de Reforma)

Comentarios