No habrá deducción de impuestos sin nueva e-factura

Hasta la primera quincena de diciembre, solo la mitad de personas físicas y morales había migrado

- Publicidad -

A partir de este lunes 1 de enero, los contribuyentes que no hayan migrado a la nueva versión 3.3 de la factura electrónica —vigente desde julio de 2017— no podrán deducir gastos.

Es decir, con la versión anterior de la e-factura, ya no es posible realizar la deducción de impuestos.

En entrevista con el periódico El Financiero, el jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Osvaldo Santín, hizo un llamado a los contribuyentes para que “se pongan en contacto con la nueva factura y que la actualicen” para que puedan “emitir las facturas que amparen las operaciones que se realicen en el nuevo ejercicio, bajo la nueva versión”.

En el rubro que más complicaciones han encontrado los tributantes a la hora de la migración es en la adecuación de sus procesos para la emisión del “complemento de recepción de pagos” y para identificar las claves en el “catálogo” de productos de servicios, señaló Adrián Guarneros, administrador central de Servicios al Contribuyente del SAT.

En un comunicado, el SAT explica que gracias a la nueva e-factura se podrán eliminar en los próximos años declaraciones informativas, se ofrecerán declaraciones mensuales de impuestos prellenadas y se simplificará la contabilidad electrónica.

En cuanto a las facturas generadas por una compra, a partir de este lunes el establecimiento validará que el Registro Federal del Contribuyente (RFC) del cliente se encuentre activo ante el SAT. Si el RFC no está activo, no se podrá generar la factura.

Con esta medida, los negocios ya no requerirán el domicilio fiscal del contribuyente.

Comentarios