Niegan suspensión definitiva contra Santa Lucía

Faltan muchos recursos más por revisar, por lo que la decisión del juez no implica que las obras del nuevo aeropuerto puedan comenzar en los terrenos de la base militar

- Publicidad -

El juez cuarto de Distrito con sede en el Estado de México, Saúl Martínez Lira, negó la suspensión definitiva al empresario Juan Ramón Morera Mitre, integrante del colectivo #NoMásDerroches, en uno de los amparos interpuestos contra la construcción del nuevo aeropuerto en Santa Lucía.

La decisión aún puede ser impugnada ante un tribunal colegiado y no implica por supuesto que las obras puedan comenzar en los terrenos de la base militar, porque todavía hay al menos cinco suspensiones contra Santa Lucía, tres de ellas definitivas que concedieron los jueces octavo y décimo tercero en Naucalpan, y otras aún podrían ser otorgadas en amparos en trámite, hasta que el Gobierno federal demuestre que cumple con una serie de requisitos.

Particularmente, deben existir permisos en materia ambiental y de seguridad, así como garantizar la protección arqueológica y resguardo de bienes históricos.

La suspensión revocada este viernes por el juez Martínez Lira era la que, de manera más detallada, había advertido sobre los riesgos que la obra implica para al Área Natural Protegida Parque Estatal para la Protección y Fomento del Santuario del Agua Laguna de Zumpango, así como al Parque Estatal Ecológico, Turístico y Recreativo Sierra Hermosa.

Morera Mitre, dueño de la empresa Novalan, había impugnado en primera instancia ante el Primer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Estado de México la suspensión provisional que le negó el juez.

Los magistrados argumentaron que, de no otorgarse la suspensión, se podrían llevar a cabo los actos reclamados de manera irreparable para la sociedad y en perjuicio del medio ambiente, por lo que ordenaron suspender los trabajos de construcción en Santa Lucía hasta que el Gobierno federal demuestre que no habrá impacto ambiental.

Cabe mencionar que, mientras esté vigente al menos una suspensión, se tendrá que acatar la orden de no iniciar obras en tanto no se acredite contar con los estudios necesarios, además de que los tribunales colegiados tomarán varias semanas, o hasta meses, para revisar las suspensiones definitivas ya otorgadas.

Hasta ahora, no existe un proyecto de inversión registrado ante la Secretaría de Hacienda ni proyecto ejecutivo para el nuevo aeropuerto.

(Con información de Milenio y Reforma)

Comentarios