Murat propone que la deuda de los sensores sísmicos se divida entre estados con riesgo

- Publicidad -
El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, informó  que la administración anterior le dejó al actual gobierno una deuda de entre 21 y 24 millones de pesos, con la empresa Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), responsable de la operación del sistema que monitorea y emite alertas sísmicas a once estados del país, entre ellos, la Ciudad de México.

El gobernador oaxaqueño planteó la posibilidad de que dicho adeudo sea pagado, de manera proporcional, por las entidades que se benefician del sistema de monitoreo, al considerar que se trata de un tema de seguridad nacional.

“Que, de manera proporcional, las entidades paguen por este adeudo. Hoy pagamos de manera solidaria para atender a 11 estados, pero eso debe pagarlo la federación y que cada estado pague lo que le toque, según la cantidad de su población”, comentó Murat.

El gobernador expresó que este planteamiento lo platicó el día de ayer con el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida y aclaró que pese a la caída de una de las 36 torres de monitoreo a causa del frente frío 25, el sistema de monitoreo “sí sirve” y que se revisan todas las estaciones para verificar sus condiciones técnicas. “El mantenimiento anual es de 2 millones, hemos pagado en dos años, 5 millones. Aseguramos a la población de la Ciudad de México y de Oaxaca y de todos los estados que asumimos lo que nos digan que tenemos que pagar, pero este debate no debería de existir porque es un tema de seguridad nacional. Todos estemos atentos para canalizar nuestras cuotas” indico Murat.

(Con información de Excélsior)

Comentarios