Un multimillonario irrumpe en las primarias de EEUU y promete reparaciones a descendientes de esclavos

Aspirante a la candidatura demócrata a la presidencia, Tom Steyer, después de ser entrevistado por Joe Madison. Foto: Jeff Gentner/Getty Images for SiriusXM/AFP
- Publicidad -

Carolina del Sur tiene una historia compleja, con un pasado que lo vincula a la esclavitud hasta entrados los años 1800. Ahora, un precandidato demócrata casi desconocido gana popularidad en este estado del sureste de Estados Unidos con la promesa de reparar a los descendientes de los africanos traídos como esclavos.

El multimillonario Tom Steyer, un exfinancista de California devenido en filántropo y activista medioambiental, ha gastado decenas de millones de dólares solamente en Carolina del Sur, la mayoría en anuncios que inundan la televisión.

Sus principales promesas de campaña son atender el cambio climático y reparar a los descendientes de los esclavos, entre otras medidas financiando a universidades de las comunidades negras que han sido históricamente marginadas.

En un restaurante mexicano en Myrtle Beach, Steyer hacía esta semana una de sus últimas paradas antes de las primarias del sábado, cuando se podrá medir por primera vez el sentimiento de los afroestadounidenses hacia los candidatos demócratas.

“Hay que decir la verdad sobre lo que pasó”, dijo el candidato, que vestía su característica camisa celeste con las mangas enrolladas. “Hay que reparar lo que se ha hecho y avanzar juntos”.

Insistió en que mientras el país no aborde con franqueza su “subtexto racial” y ofrezca a todos las mismas oportunidades, no podrá avanzar.

Un público diverso de cerca de un centenar de personas aplaudió con entusiasmo.

“Él trae algo nuevo”, dijo a la AFP Teresa Skinner, una enfermera de 51 años. “Es algo iluminador, él viene desde otro lugar. Él viene como un individuo que quiere que seamos mejor de lo que somos. Ahora somos una nación muy dividida”.

Esta semana, Steyer divulgó un video cuyas imágenes muestran una ilustración de los horrores de la tortura padecida por los esclavos, mientras el narrador dice: “Durante 400 años, este país ha construido un sistema racista que se ha beneficiado de las espaldas de cuerpos negros encarcelados. Es hora de reparar”.

El resultado es que este progresista desconocido en el resto del país es uno de los candidatos líderes en los sondeos en Carolina del Sur, después del exvicepresidente Joe Biden y del progresista Bernie Sanders.

– Un tema debatido –

Su popularidad “se debe principalmente a que Tom Steyer está tomando una posición muy agresiva respecto de las reparaciones para los afroestadounidenses. Es un tema que los demás candidatos no están tocando”, dijo a la AFP Robert Greene, profesor de historia de la Universidad Claflin y experto en asuntos afroestadounidenses.

Y la elección de Carolina del Sur, donde 60% de los demócratas son negros, puede influir en la decisión de las personas de color a nivel nacional, añadió el experto.

El tema de las reparaciones no es fortuito. Ha sido debatido desde hace décadas en Estados Unidos y podría estar convirtiéndose en un movimiento.

En abril, los estudiantes de la Universidad de Georgetown en Washington votaron a favor de crear un fondo para reparar a los descendientes de los 272 esclavos que vendió la escuela jesuita para financiar sus operaciones en 1838.

Y entre el año pasado y el anterior, al menos otras dos instituciones educativas en el país también crearon fondos destinados a enmendar sus vínculos con la esclavitud.

Ama Saran, una jubilada afroestadounidense que votará por Biden, es escéptica frente a la propuesta aunque reconoce su valor.

Reparar “es importante, creo que es algo que hay que estudiar, pero habría que planificarlo bien porque hay muchas diferencias respecto a quiénes merecerían reparaciones”, dijo.

Los demás candidatos demócratas han dicho que, de ganar, con mucho gusto encargarán a una comisión que analice la idea, pero no hacen del tema un asunto de campaña.

– ¿Comprando votos? –

Los detractores de Steyer argumentan que él, como el multimillonario Michael Bloomberg, está “comprando” las elecciones con sus recursos sin fondo.

“Lo que está pasando es que Steyer ha gastado cientos de millones, decenas de millones de dólares, millones de dólares, en hacer campaña ahí”, dijo Biden al canal CBS cuando le preguntaron por qué razón su ventaja en Carolina del Sur se había reducido tanto en las últimas semanas.

Brady Quirk-Garvan, quien era presidente del partido Demócrata en el condado de Charleston pero renunció para apoyar a Cory Booker -quien ya está fuera de la contienda- dijo que no estaba “impresionado” por Steyer y sus exorbitantes gastos.

“No lo podría apoyar porque la forma en que está haciendo campaña y comprando el apoyo de los legisladores me preocupa profundamente”, comentó a la AFP. “No puedes hacer campaña mal y luego gobernar bien”.

Pero Steyer insiste en que su popularidad no se debe al dinero, sino a su mensaje.

En efecto, ha tenido que invertir grandes sumas en darse a conocer porque no viene de la política, señaló Alberto Lammers, el portavoz de Steyer, en una entrevista con AFP en la sede de su campaña en Charleston.

“Si dices que está comprando la elección, estás en realidad insultando a los votantes”, añadió.

“Los votos no están en venta. Lo que está resonando es su mensaje y la gente está respondiendo a él”.

(AFP)

Comentarios