Moody’s y Fitch ajustan nota y perspectiva de calificación de México a la baja

- Publicidad -

La agencia calificadora Moody’s bajó la perspectiva de la deuda soberana de México de “estable” a “negativa”, lo que representa un deterioro a pesar de que la calificación del país permanezca en el nivel A3.

De igual forma, Fitch Ratings bajó la nota a ‘BBB’ desde ‘BBB+’, y colocó al país en perspectiva estable, pero también es un criterio negativo para el país.

Lo anterior derivó en una caída del peso frente al dólar que sufrió una apreciación de 1.08 por ciento a los 19.79 pesos por dólar, después de que el Banco de México había cerrado las operaciones del martes en 19.5170 unidades.

En el caso de Moody’s, cambiar la perspectiva a negativa de las calificaciones A3 de México fue motivada por “el debilitamiento del marco de política en dos aspectos clave, con potenciales implicaciones negativas para el crecimiento y la deuda”.

“(En primer lugar) las políticas que ahora son menos predecibles están afectando negativamente la confianza de los inversionistas y las perspectivas económicas de mediano plazo. Segundo, menor crecimiento económico, aunado a cambios en la política energética y al papel que juega Pemex, introducen riesgos para la perspectiva fiscal de mediano plazo, a pesar del compromiso del gobierno con mantener una política fiscal prudente en el corto plazo”, señaló la agencia.

Por su parte, Fitch refiere que la baja de calificación soberana de México refleja una combinación del incremento del riesgo para las finanzas públicas que representa el cada vez más deteriorado perfil crediticio de Pemex además de pronósticos de crecimiento cada vez más débil, lo cual es exacerbado por amenazas externas de tensiones comerciales, algo de incertidumbre en la política doméstica y restricciones fiscales.

Los ajustes se dan en un contexto de negociaciones entre México y Estados Unidos para llegar a un acuerdo sobre los aranceles a productos mexicanos que pretende imponer la Administración de Donald Trump, medida que, de no detenerse, entraría en vigor el 10 de junio.

(Con información de Milenio y El Financiero)

Comentarios